NUEVO ENLACE AÉREO

Cruzar el Estrecho en helicóptero a precio de barco

Cruzar el Estrecho en helicóptero a precio de barco
Aeronave de Hélity, en víseras de empezar a operar
Aeronave de Hélity, en víseras de empezar a operar  

Hélity comenzará a operar este domingo con dos rotaciones a Algeciras y otras dos rumbo a Málaga, que se irán ampliando hasta completar en el próximo mes las seis previstas a Algeciras y tres al aeropuerto malagueño. Ceuta recupera su enlace aéreo tres años después con una diferencia: el precio. Héltity cruzará el Estrecho desde 19 euros para residentes.

La clave estriba en la segmentación horaria. Hélity establece tres tramos según la demanda del horario: hora valle, hora llano y hora punta. Así, volar a Algeciras costará 35, 50 y 60 euros respectivamente para no residentes. Y 120, 130 y 150 a Málaga según si es hora valle, llano o punta, todos precios para no residente.

Los ceutíes empadronados en la ciudad pagarán un poco más de la mitad del precio establecido ya que el 50 por ciento de bonificación para residentes en Ceuta se aplica al precio del billete sin contar las tasas aeroportuarias, que son diferentes en los tres aeropueros en los que operará el enlace, con lo que habrá pequeñas diferencias entre los vuelos a Algeciras o a Málaga. Los horarios definitivos están aún por confirmar. (Más información en la web de Hélity)

Una segmentación muy sencilla de entender si se vive en Ceuta. “Lógicamente los viernes a las 15 es hora punta desde Ceuta y hora valle desde Algeciras; y lo mismo ocurrirá los domingos por la tarde,”, explica Antonio Barranco, responsable de Hélity. Una medida, apunta, que es “muy competitiva” también para los residentes, que en los tramos horarios de menor demanda pueden volar a Ceuta desde 35 euros y estar en la otra orilla en diez minutos.

Desde el inicio, los vuelos a Málaga están pensados para enlazar con Madrid, tanto desde el aeropuerto como para quienes se decanten por el AVE, ajustando los horarios a los vuelos de alida y llegada desde la capital malagueña.

En Hélity apuran los trabajos para echar a volar tras un año y medio de trabajo intensivo y mil trámites para ajustarse las exigentes medidas de seguridad. Un trabajo que no han podido mostrar a los medios de comunicación. Un problema mecánico ha obligado a suspender este viernes el vuelo de demostración dejando a la prensa en tierra sin el paseo prometido.