Chandiramani matiza que los pantanos están llenos “gracias a que tenemos desalinizadora”

Vista aérea del pantano del Renegado

La consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, ha salido al paso de la polémica suscitada por su explicación del sobrecoste de dos millones de euros en agua desalinizada asegurando que esa agua había servido para mantener llenos los pantanos al 80 por ciento. Palabras “malinterpretadas” por Caballas, asegura, que acusó al Gobierno de “inventarse” una explicación al sobrecoste de la Planta Desalinizadora aludiendo a “una conexión que no existe” entre la planta de Benítez y los embalses.

Chandiramani matiza que los pantanos se mantienen a un 80 por ciento pese a la pertinaz sequía, gracias a que Ceuta cuenta con una instalaciones de desalinización de agua marina y este verano, en el que apenas ha llovido en toda España, Ceuta incluida, ha permitido que no haya cortes en el suministro y manteniendo la reserva estratégica. Una reserva estratégica, los pantanos del Renegado e Infierno, que, no obstante, avisa Chandiramani solo garantizan el abastecimiento durante 30 días.

Hasta ahora, que ha acabado el año pluviométrico, la red se ha abastecido solo de agua de la planta desalinizadora, explica la consejera, manteniendo su afirmación inicial, lo que ha disparado la factura en dos millones de euros. A partir de ahora, cuando se espera que vuelvan las lluvias, ambas aguas se mezclarán en la red, especifica.

Chandiramani mantiene su explicación inicial, ahora matizada, y lamenta el tono con el que ha comenzado el curso político la coalición Caballas.