TRANSPORTE

Cs pedirá al Gobierno que haga campaña por el bus


Cs pedirá al Gobierno que haga campaña por el bus

Ciudadanos cree que “el transporte público es una asignatura pendiente para” el Ayuntamiento de Ceuta y por eso, instará al Gobierno de la Ciudad mediante una propuesta en el próximo Pleno de la Asamblea a que se moje y realice una campaña a favor del transporte público urbano, en concreto del bus, con el objetivo de “incrementar el número de usuarios y que podría basarse en la generalización del uso del bono bus ordinario a través de la financiación de la tarjeta recargable actualmente existente”.

Pretende la formación de Javier Varga resolver así parte del complejo problema de movilidad que existe en la actualidad y que achaca a “la estructura de la ciudad y su dispersión”. “El transporte público colectivo existe, pero no parece la opción preferente del actual Gobierno y resuelve escasamente las demandas de movilidad de la ciudad”, ha analizado en su propuesta la formación naranja.

Y si el bus no funciona, crece la opción de tomar el coche particular para desplazarse. “El elevado número de vehículos particulares existente en Ceuta y el abuso de su uso urbano generan los habituales problemas de aparcamientos y mal aparcamiento y de saturación de vías y atascos. También incide directamente en la contaminación del aire y sus efectos sobre la salud de la población y en el consumo de energía y la emisión de gases a la atmósfera con esos efectos tan conocidos como aceptados en la actualidad”, ha apuntado Ciudadanos en su argumentación.

Los atascos, la pérdida de tiempo en buscar aparcamiento y la contaminación son “aceptados como inevitables” hasta tal punto, según defiende Ciudadanos, que la ciudad “termina incluso condicionando su propio desarrollo urbano a las demandas y exigencias de aquél”. Un claro ejemplo puede verse en las calles que rodean el polideportivo Díaz Flor, en una de ellas se ha optado por recortar espacio al peatón y de zonas verdes para permitir mayor número de estacionamientos, deshumanizando la zona.

Para Ciudadanos en cambio “el transporte de servicio público adecuadamente orientado y gestionado no sólo puede sino que es y debe ser una alternativa real para la movilidad de cualquier ciudad moderna. En Ciudadanos creemos que el transporte público colectivo es un valor en sí y merece ser apoyado. Y no sólo con declaraciones”.

Y en el origen del problema, Ciudadanos señala tanto a la empresa, concesionaria de la Ciudad como al Gobierno que no le ofrece soluciones a la problemática que la propia mercantil parece incapaz de resolver.

“Esta empresa ha perdido más de un millón de viajeros en los últimos años y, ahora, además, se ve muy seriamente afectada por los continuos bloqueos de la carretera que lleva hasta la frontera y la consiguiente pérdida de viajeros en lo que era una de las líneas más rentables que tenían”, ha argumentado Ciudadanos en su propuesta.

El partido naranja ni apoya la subvención directa dado que “nunca tiene efectos perdurables en la difusión del uso de los medios públicos de transporte” ni tampoco la subida de tarifas al usuario. Hoy por hoy, esto no lo dice Ciudadanos, pero sale casi igual de caro tomar un taxi compartido entre cuatro que pagar un billete individual en el bus.

Así, la solución que ve viable Ciudadanos es que la administración pública haga campaña a favor de la empresa privada que explota la línea y que se centre en uno de los productos que ofrece, el bonobús. “Un bonobús que creemos poco conocido y mediante el que se obtiene actualmente una tarifa de 62 céntimos por viaje. Una tarifa ordinaria que no tiene condiciones, que no viene determinada por ingresos y para la que no hay que ser ni estudiante ni pensionista”.

Para Ciudadanos esta campaña sería una forma de incrementar el uso de viajeros, pero no complementa su propuesta con ninguna media a medio plazo para reducir la subvención que ya percibe la empresa concesionaria del servicio para implementar reducciones en la tarifa a determinados colectivos.