Ali: "No criticamos comprar chalecos antibalas sino hacerlo 'a dedo' falseando la realidad y la ley"


Ali: "No criticamos comprar chalecos antibalas sino hacerlo 'a dedo' falseando la realidad y la ley"

- La coalición censura la "hipocresía" del Gobierno de Vivas, que el año pasado tardó 6 meses en contestar a una petición de adquisición "urgente" de Gómez que se acabó desestimando por falta de dinero

- Los localistas acusan al PP de "hipocresía" y de regatear los procedimientos: "Si el material hubiese estado aquí al día siguiente el asunto sería discutible pero no habiendo llegado a Ceuta 15 días después es una sinvergonzonería"

- Ali confirma que el caso irá al Tribunal de Cuentas y no descarta llevarlo a la Fiscalía

Caballas "no está en contra de dotar a la Policía Local de chalecos antibalas". De lo que está en contra es de que el Gobierno de Vivas utilice sus argumentos como parapeto cuando se le critica haber adjudicado "a dedo" a una empresa "amiga" la adquisición de 90 apelando "en falso" a una emergencia "cuando el superintendente del Cuerpo reclamó en marzo del año pasado que se compraran 50 de forma urgente, informe al que no se contestó hasta septiembre y que se aparcó en octubre porque no había dinero".

Los tres diputados de la coalición en la Asamblea, Mohamed Ali, Juan Luis Aróstegui y Mohamedi Maanan, han comparecido este miércoles por la tarde ante los medios para mostrar su "sorpresa" por el silencio del Ejecutivo local ante su denuncia por un comportamiento que "roza la prevaricación" y que terminará cuanto menos en manos del Tribunal de Cuenta, si no también en las de la Fiscalía.

El meollo de la cuestión es, para Ali, que el PP ha movido sus hilos para "beneficiar a unos en detrimento de otros". Aróstegui ha explicado que el concurso abierto para adquirir 75 chalecos permitía abrir las plicas el pasado 16 de febrero. Antes, durante la primera semana de este mes, el Gobierno de Vivas decidió suspenderlo y promover una contratación "de emergencia" con negociado sin publicidad a favor de 'Texyon S.L.', una sociedad "que no se había presentado al procedimiento abierto" y que "entre otras cosas se dedica a la venta de juguetes".

"Si los chalecos hubiesen estado aquí al día siguiente el asunto sería discutible pero como a día de hoy ni siquiera han llegado a Ceuta el tema solo puede ser tachado de sinvergonzonería, de prevaricación porque en su Decreto el presidente dijo que existía un peligro inminente para los agentes, falseando un procedimiento y la realidad pese a que", ha recordado Aróstegui, "nos acusa a los demás de alarmistas cuando cuestionamos las políticas de Seguridad Ciudadana".

"Hipocresía en grado sumo"

Los localistas han avanzado que "presumiblemente" el Área de Contratación también emitirá un informe desfavorable sobre la gestión, fruto a su juicio de la "hipocresía en grado sumo" de un equipo de gobierno que "acusa a Caballas con insidias y su gran capacidad mediática de manipulación de no respaldar a las Fuerzas de Seguridad".

"Este Gobierno, el que el año pasado hizo oídos sordos a la petición urgente de 50 chalecos, el que dice defender más que nadie a la Policía, es el mismo que tiene al Cuerpo con medios de transmisión anticuados, estropeados o inexistentes", ha destacado la coalición, que considera que los pasos dados por el Ejecutivo de Vivas "no pueden justificarse de ninguna forma".

"Nosotros, ya lo dijimos en el último Pleno, estamos empecinados en barrer la corrupción de la contratación del Ayuntamiento, pero sin haber cambiado todavía las Bases de Ejecución del Presupuesto ya nos hemos encontrado con un contrato con precios al menos un 20% superiores a los de licitación de chalecos de cualquier Administración española, Ministerio del Interior incluido", han añadido Ali y Aróstegui, que han puesto como ejemplo el concurso convocado para adquirir 1.100 para la Benemérita por menos de 500.000 euros cuando la unidad se ha pactado pagar en Ceuta a 650.

Lea también:

- Gómez pidió la compra urgente de chalecos antibalas por el "grave riesgo" que corre la Policía Local

- La Ciudad compra a dedo por 650 euros cada uno los chalecos antibalas que pudo adquirir por 300