CESIÓN "A CIEGAS"

Caballas quiere que el Pleno recupere las competencias delegadas en 1995 en el presidente y su Gobierno

Caballas quiere que el Pleno recupere las competencias delegadas en 1995 en el presidente y su Gobierno
Vivas y Aróstegui, durante un Pleno.
Vivas y Aróstegui, durante un Pleno.  

La coalición desea que la Corporación vuelva a debatir "asuntos de gran importancia y trascendencia como todos los relacionados con los recursos humanos, la contratación de obras, servicios y suministro, o la enajenación del patrimonio"

La coalición Cballas instará esta semana al Pleno a revocar el acuerdo adoptado el 14 de Julio de 1995 por la Asamblea en virtud del cual la Corporación delegó competencias en el Presidente-Alcalde y el Consejo de Gobierno, algo que ha sacado del debate parlamentario "asuntos de gran importancia y trascendencia como todos los relacionados con los recursos humanos, la contratación de obras, servicios y suministro, o la enajenación del patrimonio".

Los trece concejales de PFC, CEU y PSOE adoptaron aquel acuerdo con el voto en contra del PSPC y la discrepancia de los del PP, que "en señal de protesta ante lo que consideraban un atropello" no acudieron a la sesión.

"No es necesario detenerse a explicar que el contexto político y social en el que se adoptó aquel acuerdo ha sufrido un cambio radical y basta con decir que diez de aquellos votos pertenecían a partidos políticos que ya han desaparecido", contextualiza Caballas su iniciativa, que parte de que "la normativa legal en la que se apoyó ha experimentado cambios sustanciales".

La distribución de competencias se modificó con la aparición de la figura de “ayuntamiento de grandes poblaciones”, por lo que la “delegación” en vigor se mantiene, a juicio de los localistas "sobre unas serie de interpretaciones subjetivas de las normas, lo que supone un evidente caso de 'inseguridad jurídica' que vulnera uno de los principios que informan la 'delegación' que debe ser, sobre todo, precisa".

Además, el acuerdo plenario aludido ampliaba la delegación de competencias a "las demás que expresamente les confiera las leyes y sean delegables”·, estableciendo una cesión "a ciegas que está expresamente prohibida por la ley".

Caballas considera que esta situación "no se puede mantener por más tiempo, pues supone, de hecho, un atentado a los principios democráticos". Para los de Mohamed Ali "no se puede entender, ni aceptar, que el 48% de la representación popular no tenga ni siquiera la opción de debatir sobre asuntos que afectan de manera muy directa a la gestión de la institución de la que forman parte por mandato de la ciudadanía expresado en las urnas".