ORDENACIÓN URBANA

La Ciudad para el PGOU hasta abordar con el Ministerio de Fomento el futuro de Benzú y La Almadraba

La Ciudad para el PGOU hasta abordar con el Ministerio de Fomento el futuro de Benzú y La Almadraba
García, este viernes, durante su comparecencia.
García, este viernes, durante su comparecencia.  

El Gobierno de Vivas no llevará a aprobación provisional el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) al menos hasta que pueda reunirse con los responsables del Ministerio de Fomento para intentar cambiar el estudio de delimitación de la trama urbana que deja fuera de ordenación las barriadas de Benzú y La Almadraba. Si la Administración General del Estado se mantiene en sus trece, el Ejecutivo local instará a que resuelva el conflicto el Consejo de Ministros, como establece la legislación.

Así lo ha anunciado este viernes en rueda de prensa el consejero de Fomento, Néstor García, que sigue creyendo que podrá elevar el PGOU al Pleno antes de las elecciones del 26 de mayo. El Pleno extraordinario necesario para su aprobación provisional y posterior remisión al Ministerio, que tendrá la última palabra, podría convocarse "hasta el día antes" de los comicios.

Ahora mismo, al margen del conflicto con Benzú y La Almadraba, donde se impone un margen libre de 25 metros por cada lado de cada carretera nacional, lo que en la práctica impediría construir nada nuevo en ese espacio, a la Consejería le falta "recibir" el dictamen sobre servidumbres aeronáuticas, que según García ya está elaborado, y confeccionar el informe de sostenibilidad ambiental que elabora de la mano del Estado.

"Nos ha costado muchísimo conseguir los 17 informes sectoriales necesarios", ha remarcado García, que tiene la "esperanza" de poder convencer al Ministerio de Fomento de que asuma la realidad de La Almadraba y Benzú tal y como es, de que se imponga "la sensatez", y que corrija su criterio. Si no fuera así el consejero insiste en que se podrían hacer obras de mantenimiento en los inmuebles afectados (Caballas entiende que ningún técnico concederá licencia alguna en esa coyuntura) pero "no cambiar volúmenes, estructuras o usos".

La Consejería de Fomento, que inicialmente no había desvelado su encontronazo con el Ministerio y que solo lo hizo tras una interpelación de Caballas en el Pleno, ya ha visitado al vecindario de Benzú para informar y tranquilizar a los residentes garantizándoles que la Ciudad dará prioridad absoluta a la defensa de sus intereses.

El Gobierno de Vivas confiaba en poder tratar este tema con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que visita Ceuta desde este viernes como secretario de Organización del PSOE, pero ya ha asumido que no podrá. Tampoco firmar el traspaso de las competencias sobre la carretera que llega hasta Benzú en sus tres kilómetros iniciales, los que van del Puente del Cristo hasta la Urbanización La Colina, una cesión del Estado que permitirá a la Ciudad evitar burocracia para acciones tan simples como colocar reductores de velocidad.