FOMENTO

García promete a Caballas alegar contra el nuevo tramo urbano de carreteras en Benzú y La Almadraba

García promete a Caballas alegar contra el nuevo tramo urbano de carreteras en Benzú y La Almadraba
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El consejero de Fomento, Néstor García, se ha comprometido este martes en el Pleno a alegar contra la aprobación inicial del Estudio de Delimitación del Tramo Urbano de la Ciudad Autónoma de Ceuta efectuado por la Dirección General de Carreteras que prevé dejar fuera de ordenación todo lo comprendido a 25 metros de la mediana de las Nacionales como las que llegan hasta la carretera y Benzú.

El diputado localista Juan Luis Aróstegui ha sido quien ha instado al Gobierno local a posicionarse al respecto y García ha recoddo que se trata de una competencia "exclusiva" del Estado que tiene la última palabra y cuyo dictamen es, además, preceptivo e inexcusable para que pueda prosperar algún día el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Aróstegui ha interpretado esa exposición como un "vamos a alegar pero estamos perdidos" y ha exigido al Ejecutivo local que afronte la batalla "para ganarla porque es justo y porque tenemos razones, porque si no lo conseguimos no merece la pena que salga el PGOU".

El Estudio de Carreteras, ahora en fase de exposición pública, detalla qué tramos de las carreteras nacionales tienen la consideración de “urbanos” a la hora de aplicar la legislación vigente y la distancia límite de edificación que se marca “con carácter general” en 25 metros. Según Caballas, de aprobarse tal cual las edificaciones y solares afectados no podrán acceder a licencias, entre otros perjudicios por su exclusión de la legalidad.

Los criterios generales que se han adoptado para la fijación de la línea límite de edificación han sido dos: a) se pone la línea límite de edificación a 25 metros desde “la marca vial de separación de calzada y arcén; y b) en intersecciones y ramales, a 50 metros. La propuesta busca “armonizar” dos objetivos: el cumplimiento de la vigente Ley de Carreteras de “preservar las zonas de protección de las mismas con usos o servicios compatibles con la seguridad viaria y con las previsiones de otras competencias concurrentes” y “mantener los derechos urbanísticos de esta zona urbana ya consolidados” en 2015.

Para conseguirlo se ha trazado una nueva línea límite de edificación “en continuo contacto y coordinación con la Consejería de Fomento de la Ciudad Autónoma de Ceuta” a fin de “conocer los diferentes documentos urbanísticos que acreditasen la existencia de dichos derechos urbanísticos previos a la entrada en vigor de la Ley”. En una casuística que se describe como “compleja”,  en Benzú se ha afrontado “una reforma interior prevista en la actualidad pero no realizada, ni proyectada ni ejecutada” para la que se ha propuesto “una línea límite de edificación ajustada a los 25 metros que establece la Ley vigente, acorde a un área de planeamiento diferenciado”.