Un informe alerta del peligro de que Marruecos agite Ceuta y Melilla para acallar problemas internos

Archivo.

El IEEE alerta de que la “lenta pero progresiva decantación demográfica favorable a la población musulmana” supone un factor desestabilizador a tener en cuenta al poder ser utilizada por Marruecos como “arma arrojadiza” para resolver problemas internos o acallar a los críticos con Rabat.

El último informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) sobre tendencias geopolíticas a escala global y los peligros y hándicaps que representan para España reserva un pequeño pero preocupante párrafo a la situación de Ceuta y Melilla.

Según el IEEE, la “lenta pero progresiva decantación demográfica favorable a la población musulmana” supone un factor desestabilizador a tener en cuenta al poder ser utilizada por Marruecos como “arma arrojadiza” para resolver cuitas internas. “Máxime si (el Reino Alauita) detecta problemas internos y necesita de un federador externo para unir a la población o contenta a los más críticos con el Gobierno de Rabat”.

Un escenario más plausible en la ciudad autónoma de Melilla, advierte el informe del IEEE, aunque en ambas ciudades de “la tendencia es que vaya a mas, de modo inexorable” en tanto en cuanto, apunta el informe, las tasas de nupcialidad y natalidad en la población musulmana son mucho más altas y se acompaña “por un abandono gradual de esas `plazas por parte de sus antiguos residentes”.

El informe del IEEE alerta también de otro factor desestabilizador: la presencia de redes yihadistas en ambas ciudades autónomas que, junto a Cataluña, concentra el mayor número de detenciones.