301 BENEFICIARIAS ACTUALMENTE

"Ningún desahucio" entre las 115 familias que perdieron la ayuda al alquiler tras cobrarla hasta 11 años

"Ningún desahucio" entre las 115 familias que perdieron la ayuda al alquiler tras cobrarla hasta 11 años
Adela Nieto, consejera de Sanidad y Asuntos Sociales, durante un Pleno.
Adela Nieto, consejera de Sanidad y Asuntos Sociales, durante un Pleno.  

La consejera de Sanidad y Asuntos Sociales de la Ciudad, Adela Nieto, ha desmentido este martes rotundamente que en Ceuta se estén produciendo desahucios "a diario" o "por decenas", según ha denunciado el portavoz de Caballas, Mohamed Ali, entre las familias que dejan de cobrar ayuda al alquiler del Programa de Alojamiento Alternativo por superar los cinco años que prescribe el Reglamento como máximo para percibirlas.

Según ha indicado la miembro del Ejecutivo local, actualmente son 301 las familias beneficiarias de esas políticas sociales y 115 las que, desde enero del año pasado, han perdido ese respaldo económico de la Administración.

De hecho, las 14 familias que fueron desahuciadas el año pasado, "en ningún caso por la situación descrita", han pasado a recibir ayudas al alquiler en las cuantías establecidas en la normativa aprobada en 2012 y cuya renovación no va a dar tiempo a completar en la legislatura en curso.

Nieto ha defendido que las políticas sociales suponen "una inversión global y transversal de entorno a 60 millones de euros" para la Ciudad Autónoma cada año y que se trata, por tanto, de uno de los ejes "más importantes" de la actuación del Ejecutivo local.

Lo que no se puede consentir, ha repetido como ya ha dicho en anteriores ocasiones en el Pleno, es que las ayudas se estén pagando "hasta durante once años y más" porque "es una situación que no se puede prolongar para el tiempo". El objetivo del Gobierno es "garantizar de forma rápida y adecuada la cobertura de la necesidad básica de alojamiento en situaciones de urgencia” pero también que ello sea el “punto de partida de un proceso dirigido a la normalización social”.

A tal efecto, su plan pasaría por reducir de 60 a 36 meses el máximo durante el que se puedan percibir ayudas al alquiler, rebajar de 700 a 600 la cuantía máxima de la renta de la vivienda, fijar en 6.000 euros (2.000 menos) el valor máximo del coche de la unidad familiar beneficiaria y reducir a 350 euros mensuales su cuantía máxima.