CASAS DE OFICIOS Y ESCUELAS TALLER

El Plan de Empleo 2019 arrancará en septiembre con unos 1.200 beneficiarios a jornada completa

El Plan de Empleo 2019 arrancará en septiembre con unos 1.200 beneficiarios a jornada completa
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

La idea de la Administración General del Estado, que recupera la gestión de los programas tras años en manos de la Ciudad, pasa por poner en marcha programas especiales para jóvenes (con o sin cualificación), mujeres y mayores de 45 años. También se activarán proyectos de Escuelas Taller y Casas de Oficio para "entre 500 y 600" jóvenes.


Los Planes de Empleo 2019 en los que trabaja la Administración General del Estado, que recuperará su gestión tras años en manos de la Ciudad Autónoma, no comenzarán hasta septiembre (en ejercicios precedentes los programas han arrancado en parte a principios de verano y el resto en octubre) e incluirán unos 1.200 beneficiarios que por fin tendrán jornadas a tiempo completo (8 horas diarias).

Esta última ha venido siendo una reiterada petición de los sindicatos que la Administración siempre se había negado a atender. En la última edición de los Planes los contratos han oscilado entre un 62% y un 75% de dicha jornada. Ahora se quiere erradicar ese formato "precario" y consolidar unas retribuciones que partirán del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), elevado desde el 1 de enero a 900 euros mensuales.

Según las fuentes consultadas por Ceutaldia.com, la idea de la Delegación pasa por incluir programas especiales para tres colectivos: los jóvenes (tanto con como sin cualificación), las mujeres y los mayores de 45 años.

En el marco del Plan Integrado de Empleo que el director general del SEPE se comprometió a elaborar durante su visita a Ceuta de enero, el objetivo de la Administración pasa por poner en marcha, de forma paralela, proyectos de Escuelas Taller y Casas de Oficio que den cabida a "entre 500 y 600" beneficiarios más.

Los socialistas desean recuperar una medida de inserción en el mercado de trabajo a través de la cualificación y profesionalización de jóvenes desempleados menores de veinticinco años "mediante la formación en alternancia con el trabajo y la práctica profesional" que se puso en marcha en los años ochenta y que consideran que dio buenos resultados, pero que el PP ha orillado durante su etapa en el Gobierno central.