Podemos apuesta por una Ceuta multicultural con plena autonomía en su modelo de España plurinacional

Podemos

Dos son los ejes sobre los que bascula el encaje de Ceuta en su modelo de “España Plurinacional”: “la igualdad en naturaleza administrativa y constitucional de ambas ciudades autónomas con respecto al resto de territorios y la interculturalidad real como base fundamental para la convivencia”. Así lo plantean desde Podemos Ceuta en un documento llamado ‘Imaginemos’ para la Secretaria de Plurinacionalidad, que la formación ha hecho público en su cuenta de Twitter.

Pero para Podemos Ceuta, para conseguir esa “igualdad en naturaleza administrativa y constitucional”, el primer paso debe ser dar carpetazo a las reivindicaciones de Marruecos aplicando de una vez la Disposición Transitoria Quinta de la Constitución que reserva el derecho de las dos ciudades autónomas a elevar su rango constitucional a comunidad autónoma: “Podemos debe mostrar mayor sensibilidad, más entendimiento y un mayor interés que el ofrecido por el patrioterismo meramente discursivo de PSOE y PP y esto debe pasar por la posibilidad de desarrollar la Disposición Transitoria Quinta (que Ceuta y Melilla podamos constituirnos en CCAA si así lo deseamos sus poblaciones) para, así, tener la misma naturaleza que el resto de regiones, dejar de ser una “rara avis” (Marruecos se ampara en nuestra diferencia jurídica como “base” para tratar de sostener un discurso de “descolonización” que toda la población de Ceuta, con independencia de credos, entiende ilegítimo) y tener un marco de regulación equiparable al de todas las regiones y nacionalidades que conforman el Estado Español”.

La otra “igualdad” a reivindicar, la igualdad entre ceutíes según su confesión religiosa, un tema más complejo y habitualmente polémico, admite el documento de Podemos: “Es un tema conflictivo, pues cada medida encaminada a visibilizar a la población musulmana es entendida por un amplio sector reaccionario y racista como una cesión a la “invasión silenciosa”. Un sector “racista” que califica de “funcional” al Partido Popular. Pese a las críticas que esperan de antemano, desde Podemos entienden que hay que ser “valientes” y “reivindicar los derechos históricos de una población que siempre ha ostentado el rol de la subalternidad”. Una medida concreta en pro de esta igualdad, sugieren, buscaría una solución a la “polémica de los apellidos”. “En este caso, sin embargo, nos encontramos con una reclamación transversal, pues hasta el Partido Popular local se muestra partidario”, añaden.