Podemos señala a Bravo como “mentiroso” al resucitar la vieja polémica de la entrega de Ceuta


Podemos señala a Bravo como “mentiroso” al resucitar la vieja polémica de la entrega de Ceuta

- El diputado ha resucitado la polémica originada en las Navidades de hace un año tras un mensaje en twitter de una cuenta que usaba el nombre de Podemos, sin tener vinculación con la formación y en la que proclamaba la entrega de las ciudades autónomas a Ceuta y Melilla

- El asunto ya fue desmentido por la dirección nacional del partido en la prensa nacional y por los portavoces locales en Ceuta

Hay temas que no pasan de moda, son clásicos, y todo lo que rodea a Podemos tiene tanto tirón que la formación debe de estar pensando que se han convertido en una especie de fenómeno Beatle. Si el Supremo archiva por dos veces las denuncias contra Pablo Iglesias por una supuesta financiación de Irán a su formación, parece que nada impide al Ministerio del Interior gastar dinero y esfuerzos públicos en que la Policía vuelva abrir ahora la investigación sobre el asunto ya juzgado. Venezuela ahí sigue e incluso si se baja hasta la pequeña, dulce y marinera Ceuta, también hay su asunto imperecedero. Así, la formación morada se ha sentido en la necesidad de defenderse este jueves de las afirmaciones realizadas por el flamante diputado popular por la ciudad, Juan Bravo, en las que vuelve a acusar a los de Iglesias de querer entregar Ceuta y Melilla a Marruecos.

Según la formación, Juan Bravo ha vuelvo a decir que “Podemos, en algún momento, ha llegado a manifestar que se debería entregar Ceuta y Melilla a Marruecos”. Y desde Podemos Ceuta no han dudado en salir al paso: “No pensamos que Juan Bravo sea un ignorante. Por lo que sólo puede ser calificado con un adjetivo: mentiroso”.

Y acto seguido la formación aclara lo que a algunos les sonará nuevo y a los que han venido manteniendo en el último año una vigilancia extrema sobre la formación de Pablo Iglesias y todo lo que le rodeaba a viejo, no debe de ser el caso de Bravo: “Podemos jamás, absolutamente jamás, ha dicho tal cosa”, ha recogido en una nota la formación de Basurco y Faitah no sin cierta retranca.

“Esta estupidez ya fue desmentida. Y no ayer ni antes de ayer, sino hace un año. Concretamente, el día 3 de enero de 2015, en el periódico digital eldiario.es se negaba tal barbaridad, barbaridad que había sido publicada por una cuenta de Twitter (de las miles que hay por ahí), ajena a Podemos, llamada Podemos Anchuelo. Dicha cuenta, utilizando el nombre de Podemos, se dedicaba a decir, día tras otro, mamarrachadas y locuras que contravenían los principios elementales de nuestra formación”, ha defendido Podemos.

El desmentido en prensa nacional llegaba de las altas esferas del partido y en el ámbito local lo hacía Julio Basurco que no dudó en afirmar de la cuenta falsa de Podemos Anchuelo que “son una banda de majaras”. La afirmación la hizo tras mantener conversaciones con la dirección nacional de la formación en las que ya entonces se le informó de los esfuerzos realizados para tratar de que Twitter cerrara una cuenta que usaba la marca Podemos sin tener ninguna vinculación con el partido. Tal vez, Juan Bravo no se enteró en su día de este asunto al estar centrado en sus labores al frente de la Agencia Tributaria.

“Ya está bien de hacer política de un modo tan sucio y miserable. Y ya está bien de acusar a todo el mundo de promarroquí para intentar desprestigiar y erigirse como los salvadores de Ceuta, para que no hablemos de política, de recortes sociales, de la corrupción que asola al PP en su conjunto. Nuestra ciudad es España. Ceuta es España y Podemos jamás ha dicho lo contrario. Señor Bravo, es usted un mentiroso y un cobarde”, ha sentenciado Podemos.

Las palabras de Bravo han generado especial dolor en la formación que esperaba otra forma de hacer política del diputado popular tras el “excelente trato” mantenido con el entonces candidato “durante la pasada campaña electoral”. LA formación esperaba un estilo “diferente al de su predecesor, Francisco Márquez”, pero ahora reconoce haberse “equivocado” ante la primera andanada del diputado. “Ya desde el primer día en el Congreso ha demostrado que pretende seguir con la tónica de infamias y falsedades que tanto su partido como sus cachorros y los altavoces a su servicio han convertido en norma al hablar de Podemos”.

Aún así, a Podemos se ratifica en su creencia: “En política, discrepar siempre es saludable. La discusión, el disenso, el debate y el intercambio de opiniones y visiones es uno de los ejes de la democracia”. Ahora bien, “eso es una cosa. Otra muy diferente es utilizar una mentira ya desmentida para hacer daño al adversario. Ahí ya hablamos de una línea que ni en política debe cruzarse, pues contraviene principios éticos que deben ser inquebrantables para la vida ciudadana”.

Así las cosas desde la formación esperan ahora que Bravo rectifique y se disculpe para poder volver a los términos de la “saludable discrepancia” y abandonar los terrenos de la “mentira, estupidez, cobardía e infamia” de los que poco fruto se puede esperar.