REUNIÓN

Rajoy cita a Vivas en La Moncloa el día 15 cinco años y medio después de su última cita "ejecutiva"

Rajoy cita a Vivas en La Moncloa el día 15 cinco años y medio después de su última cita "ejecutiva"
Vivas y Rajoy, en La Moncloa, en noviembre de 2012.
Vivas y Rajoy, en La Moncloa, en noviembre de 2012.  

Tras recibir al presidente melillense, Juan José Imbroda, el líder del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, ha citado el jueves de la próxima semana, 15 de marzo, al del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas, que volverá a La Moncloa para mantener una reunión que se pretende "ejecutiva" casi cuatro años y medio después de la última, en noviembre de 2012.

Jacob Hachuel avanzó el lunes que el presidente de la Ciudad Autónoma pretende plantear a Rajoy “muchísimos problemas que se van agudizando con el tiempo” como “la situación de la frontera, los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA), las comunicaciones marítimas con la península o la falta de infraestructuras”.

Según Hachuel, Vivas espera que el encuentro no sea “protocolario” sino “ejecutivo”. En esta ocasión Rajoy se reunirá por separado con los presidentes de Ceuta y Melilla porque “aunque algunos temas nos son comunes cada una tiene unas peculiaridades y unas características que es necesario exponer al presidente del Ejecutivo de España por separado”.

En noviembre de 2012 el presidente ceutí fue a Madrid con Yolanda Bel y Francisco Márquez y salió de La Moncloa asegurando haber encontrado "un Gobierno cómplice con Ceuta" y mucha "comprensión, receptividad y voluntad de apoyo".

Vivas planteó entonces "insistir ante Europa en el reconocimiento del hecho singular diferencial", "atender las necesidades de la frontera del Tarajal", "dar continuidad a las políticas de rehabilitación del barrio del Príncipe Alfonso", "acometer inversiones estratégicas en el ámbito de Defensa, Seguridad y Justicia" y "atender la necesidad de suelo sobre el que poder dar respuesta a prioridades en infraestructuras básicas". También "prestar una atención especial al transporte marítimo" y luchar "entre todos" contra el fraude y el empleo sumergido.