ACERVO SCHENGEN

La UE hará un informe sobre el Tarajal y las condiciones de trabajo de las porteadoras

La UE hará un informe sobre el Tarajal y las condiciones de trabajo de las porteadoras
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

La Comisión Europea prevé aprobar "en los próximos meses" un informe “de conformidad con el procedimiento establecido por el Reglamento de evaluación de Schengen” sobre el funcionamiento de la frontera del Tarajal después de que varios eurodiputados españoles como Marina Albio (IU)l, Miguel Urban (Podemos) y Florent Marcellesi (Equo) hayan puesto, con su insistencia, la situación de las porteadoras en la agenda europea.

La Comisión “es consciente” de “la situación específica de Ceuta y Melilla” y de la de sus fronteras “que cada día atraviesa un elevado número de personas para el pequeño comercio y otros fines, lo que genera una presión constante en la frontera y dificultades de orden público”. A su juicio, con arreglo al Acuerdo de Adhesión de España, existen procedimientos de control específicos en el Tarajal II “para reducir la presión en la frontera y regular el flujo de tráfico diario”.

De hecho, en su respuesta a una pregunta de los tres eurodiputados sobre la situación de las porteadoras, ha explicado que “durante una visita de ‘evaluación Schengen’ con previo aviso realizada en septiembre a las fronteras exteriores españolas, incluida Ceuta, se verificó la aplicación del acervo de Schengen por España”.

El 'acervo Schengen' comprende el conjunto de acuerdos, convenios, protocolos, actas y decisiones que los países firmantes del Acuerdo que recoge excepciones para las ciudades autónomas han ido adoptando para la supresión gradual de las fronteras interiores: política de visados, conformación del Sistema de Información de Schengen (SIS), etc.

A ojos de la Comisión, con arreglo al artículo 31 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, “todo trabajador tiene derecho a trabajar en condiciones justas y equitativas que respeten su salud, seguridad y dignidad”.

En ese sentido, dice que la UE ha adoptado “un amplio corpus legislativo sobre diversos aspectos de las condiciones de trabajo y de salud y seguridad en el trabajo” y advierte que “las autoridades nacionales” son las responsables de “valorar” los casos concretos de las miles de mujeres del país vecino “que trabajan como porteadoras entre Marruecos y Ceuta y Melilla”.