Vivas seguirá exigiendo hoy en Madrid la reunión con Zapatero


Vivas seguirá exigiendo hoy en Madrid la reunión con Zapatero
Vivas mantiene este jueves dos reuniones de interés para el devenir de la reforma de la financiación autonómica. Aunque las dos son para fijar posturas en el seno del Partido Popular. La primera será con su homólogo melillense, Juan José Imbroda, la segunda con el líder nacional del PP, Mariano Rajoy, rodeado por todos sus barones autonómicos.
Imbroda ya anunció ayer su interés en acordar con Ceuta una postura única de cara a la reforma. Lo mismo que hizo la portavoz del Ejecutivo ceutí, Yolanda Bel. “Ya dijimos y seguimos manteniendo que lo mejor es que Ceuta y Melilla hagan un planteamiento conjunto de sus necesidades de cara a la reforma de la financiación, ya que las dos ocupan un capítulo específico en el borrador de reforma”, explicó Bel.

Eso no ha cambiado hasta ahora. El giro dado por el Ejecutivo ceutí lo expresó ayer también Yolanda Bel. Si hasta ahora, el Gobierno se había esforzado en defender que la reunión con Zapatero en Moncloa no era tan importante ni necesaria y señalaba el verdadero núcleo de la cuestión en el resultado final y en el trabajo ya realizado entre la Consejería de Hacienda y el Ministerio de Economía, ayer Bel exigió dicha reunión en nombre del Gobierno.

“Si otros presidentes de Comunidades Autónomas se van a reunir con Zapatero, Ceuta y Melilla no deben ser menos y deben ser recibidos por el presidente del Gobierno”, expresó Bel.

Y dio argumentos para su exigencia, novedosa en el proceso. “Se trata de un asunto de suma importancia”, dijo la portavoz. Dicha importancia radica, precisamente en el resultado final de la financiación, justo en dónde el Gobierno local situaba la verdadera importancia de la negociación hasta ahora y no en una cita. “Se trata de una oportunidad única para resolver el déficit en los servicios transferidos y para compensar esfuerzos y lograr que los ceutíes tengan la misma calidad en los servicios que el resto de los españoles”, argumento la portavoz en la misma línea que ya hiciera Vivas la pasada semana. Ambos reconocen sin tapujos en que al menos en algunos servicios de la Ceuta idílica que describen en otras ocasiones las cosas no van como deberían.

Pero Bel dio más argumentos. Aseguró la portavoz que “tanto Ceuta como Melilla forman parte de pleno derecho del sistema”. Se refería, Bel a que la decisión final sobre el nuevo modelo de financiación se tomará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera “en el que Ceuta y Melilla tienen voz y voto y por tanto tienen derecho a ser escuchadas por Zapatero”. Bel obvio que si Ceuta y Melilla participan en ese Consejo es tan sólo por cortesía del Ejecutivo central y no por derecho, ya que en el mismo participan de pleno derecho precisamente las Comunidades Autónomas, a cuyos presidentes sí está recibiendo hasta ahora Zapatero.

Reunión con Rajoy

No cabe esperar demasiadas novedades de la reunión con Imbroda, pero quizás sí de la que mantendrá Vivas con Rajoy y el resto de presidentes autonómicos del Partido Popular. Y es que hasta ahora cada presidente popular o no de Comunidad Autónoma o de Ciudad Autónoma ha interpretado el borrador de reforma a su aire. Mañana en esa cita el Partido Popular espera fijar una posición clara. Rajoy ya dejó caer durante el martes que él le recomendará a los presidentes de su partido que defiendan sus intereses y que él se encargará de defender el interés general. Declaraciones realizadas ante la más que probable imposibilidad de aunar una sóla postura en las regiones populares.

En unos diez días el Gobierno de Zapatero dará a conocer cifras sobre la financiación. Los cálculos que ha hecho hasta ahora el Ejecutivo de Vivas son satisfactorios, pero falta por conocer si esos cálculos se corresponden con los que realizará el Ministerio de Economía.

Noticias relacionadas:

Imbroda espera que Ceuta y Melilla "sigan de la mano" en la reforma de la financiación