El 'Passió' de Baleària, único buque que mantiene conectada Ceuta con la península

El Passió Per Formentera zarpará en breves minutos del puerto de Ceuta./archivo

El temporal de levante ha comenzado a remitir a última hora de la tarde de este martes de forma leve y la primera consecuencia ha sido que Baleària ha podido la incomunicación de Ceuta con la península por vía marítima que se mantiene desde la noche del domingo, unas 48 horas. El Passió Per Formentera ha zarpado hacia Algeciras minutos antes de las 22.00 horas, poniendo así fin al aislamiento que han sufrido más de un centenar de viajeros que se han visto atrapados y que el lunes por la noche llenaban la explanada de la Estación Marítima para el embarque de vehículos.

Fuentes de la Autoridad Portuaria confirman que el barco de Baleària ha zarpado con 72 vehículos, quedando unas decenas de coches en tierra por falta de espacio, así como todo el pasaje que esperaba desde el lunes. Las conexiones entre Algeciras y Tánger-Med también han comenzado a restablecerse por la tarde de este martes.

Este miércoles, el buque monocasco ha vuelto a hacer una salida a las 8.00 horas desde Algeciras y prevé efectuar otra en sentido inverso desde Ceuta alrededor de las 11.30 horas.

El temporal que dejó velocidades puntas del viento de hasta 81 kilómetros por hora el lunes se ha mantenido durante todo el martes azotando el Estrecho con severidad, pero no tanto. Según los datos recogidos por la Estación Meteorológica en Ceuta de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) este martes, la velocidad máxima del viento se ha mantenido por debajo de los 50 kilómetros por hora desde primera hora de la mañana, aunque la velocidad media ha estado siempre por encima de los 20 kilómetros por hora, lo que unido a la mar de fondo que ya dejó el temporal el lunes ha imposibilitado la navegación de barcos.

Aún así la ciudad seguirá en alerta amarilla, riesgo, por fenómenos costeros hasta las 12 del mediodía de este miércoles. Se esperan vientos de Levante de fuerza 7 y olas de entre 3 y 4 metros, lo que en la práctica significa que la situación mejorará levemente y que probablemente hasta última hora del miércoles sólo el Passió Per Formentera mantenga las comunicaciones por vía marítima. A partir de las siete de la tarde podrían, en función del estado del mar, unirse los fast ferrys.

La madrugada del miércoles al jueves el viento rolará a poniente y no quedará ya rastro alguno de este temporal que ha mantenido los barcos de pasajeros anclados a puerto durante 48 horas. Para este miércoles se espera además lluvia persistente a lo largo de toda la jornada.