199 TRABAJOS

Sanidad cierra su curso escolar con los premios Soy agua, soy salud

Sanidad cierra su curso escolar con los premios Soy agua, soy salud
Entrega de premios Soy agua, soy salud
Entrega de premios Soy agua, soy salud  

La Consejería de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad ha entregado esta tarde los premios a los ganadores de los concursos de dibujo, fotografía y redacción de la décima primera edición del certamen Soy agua, soy salud. El acto se ha desarrollado en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea y ha contado con la asistencia del presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y de la consejera del área, Adela Nieto.

En el concurso han participado alumnos de 19 centros que han presentado un total de 199 trabajos. Los ganadores de la modalidad de redacción han sido Ummaima Mohamed (primer premio, colegio Santa María Micaela), Hayar El Yaahoubi (segundo premio, colegio Maestro José Acosta) y Julia Gómez (tercer premio, colegio Lope de Vega); en dibujo han destacado Morad Daoud (colegio San Antonio), Candela Pérez (colegio Mare Nostrum) e Iman Mohamed (colegio Príncipe Felipe); y en fotografía los tres mejores han sido Daniel Muñiz (colegio Ortega y Gasset), Reduan Mohamed (colegio Reina Sofía) y Adriana López (colegio La Inmaculada).

La recompensa a su esfuerzo ha sido una tableta de diez pulgadas para los primeros premios, una de siete para los segundos y una cesta de material escolar para los terceros.

Qué es ‘Soy agua, soy salud’

Sanidad divulga el proyecto ‘Soy agua, soy salud’ entre la comunidad educativa para concienciar desde pequeños sobre la necesidad de cuidar el consumo de agua. Se trata de una acción que, parte de la guía educativa Ceuta te enseña, incluye charlas a escolares impartidas por personal técnico de la Consejería en febrero en torno al Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo y que este año ha girado sobre el tema La respuesta está en la naturaleza -la charla ha llegado a 1.280 escolares de quinto de primaria-.

Además, Sanidad aprovecha esos encuentros con los estudiantes para explicar el trabajo que hace la Ciudad Autónoma mediante la Consejería y, de forma más concreta, por medio del Servicio de Sanidad Ambiental y su Laboratorio de Salud Pública, que de forma resumida se ocupa de vigilar y actuar para que los riesgos ambientales no acarreen enfermedades para la población -control de la contaminación atmosférica, biocidas, plagas, instalaciones de riesgos de proliferación de legionella , informes sanitarios de impacto ambiental-.

Dentro de esos trabajos generales se circunscriben también los referidos al control sanitario de las aguas de bebida, aguas de baño y piscinas de uso público, de lo que se ocupa el Laboratorio de Salud Pública, que tiene implantado un sistema de gestión de la calidad otorgado por la Asociación Nacional de Normalización y Certificación (AENOR) está acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación según la norma UNE-EN ISO /IEC 17025 para la realización de ensayos en el sector medio ambiental con alcance aguas marinas, así como para todos los parámetros microbiológicos y algunos físico-químicos de las aguas de consumo.

Solo en 2017, el Laboratorio de Salud Pública realizó 13.100 ensayos de agua de consumo, 622 ensayos de agua marina, 2.345 ensayos en piscinas y 123 en el Parque Marítimo del Mediterráneo.

El agua y su escasez en el mundo

Cerca de 1.200 millones de personas, casi una quinta parte de la población mundial, viven en áreas de escasez física de agua y 500 millones se aproximan a esta situación.

Otros 1.600 millones, alrededor de un cuarto de la población mundial, se enfrentan a situaciones de escasez económica de agua -los países carecen de la infraestructura necesaria para transportar el agua desde ríos y acuíferos-.

En los países en desarrollo, más de 2.200 millones de personas, la mayoría de ellas niños, mueren cada año a causa de enfermedades asociadas con la falta de acceso al agua potable, saneamiento inadecuado e insalubridad. 
Gran parte de las personas que viven en los países en desarrollo sufre de enfermedades causadas directa o indirectamente por el consumo de agua o alimentos contaminados o por organismos portadores de enfermedades que se reproducen en el agua.

Con el suministro adecuado de agua potable y de saneamiento, la incidencia de contraer algunas enfermedades y consiguiente muerte podría reducirse hasta en un 75 por ciento.

La escasez de agua constituye uno de los principales desafíos del siglo XXI.

A lo largo del último siglo, el uso y consumo de agua creció a un ritmo dos veces superior al de la tasa de crecimiento de la población y, aunque no se puede hablar de escasez hídrica en el ámbito mundial, va en aumento el número de regiones con niveles crónicos de carencia de agua.

La escasez de agua es un fenómeno no solo natural sino también causado por la acción del ser humano.

Hay agua potable en el planeta para abastecer a los 7.000 millones de personas que lo habitamos, pero está distribuida de forma irregular, se desperdicia, está contaminada y se gestiona de forma insostenible.

Somos agua (9 de 9)