SOBRECARGA

UGT denuncia la falta de personal administrativo en el sistema de cita previa de Ingesa

UGT denuncia la falta de personal administrativo en el sistema de cita previa de Ingesa
urgencias hospital interior
urgencias hospital interior  

Desde la FeSP-UGT de Ceuta, denuncia la falta de personal en las unidades de Cita Previa de INGESA, lo que no solo devalúa la atención al ciudadano a la que está obligada la sanidad pública sino que repercute también en la salud y las condiciones laborales de los trabajadores de Ingesa.

Una carencia ala que hay que añadir, señalan desde UGT, que se han implantado servicios como servicio telefónico para las citas previas de Atención Primaria, sin contar con personal específico para ello, retrayendo auxiliares administrativos de Centros de Salud que ya se encontraban masificados. El mismo problema se observa también en el Servicio de Admisión del Hospital, en concreto de Citas Previas, de donde poco a poco se han ido trasladando efectivos para cubrir necesidades en otras áreas administrativas. Sólo hay que fijarse en los numerosos puestos de trabajo que existen en esta unidad y el escaso personal que lo ocupa.

Los trabajadores de la Unidad de Cita Previa  de Ingesa, denuncia UGT, obliga a la plantilla a realizar su trabajo “de una forma estresante, a realizar diversas gestiones simultáneamente como la atención directa a los usuarios al tiempo que se atiende también la telefónica, ), atendiendo sin descanso largas colas de usuarios”.  Además, denuncian desde el sindicato, a la falta de personal de estas Unidades hay que sumarle la no sustitución de todas las ausencias que se producen, “ya que sólo se sustituyen vacaciones, incapacidad temporal, excedencias, etc., pero casi nunca los días de libre disposición, las enfermedades sin parte de baja, etc.”.

Y a esta sobrecarga de trabajo, añádanle el trabajo añadido de “soportar las continuas quejas de los usuarios por la lentitud de la atención e incluso recibir improperios de los mismos cuando no tienen más remedio que levantarse de su puesto de trabajo para realizar funciones vitales como ir al servicio o atender una llamada telefónica, llegándose a casos extremos como ocurre en el Servicio de Urgencias, de quedarse un único auxiliar administrativo incluso en horario nocturno”.