CINCO MENORES ACUSADOS

La Audiencia acogerá desde este jueves el juicio a puerta cerrada por el homicidio de La Ribera

La Audiencia acogerá desde este jueves el juicio a puerta cerrada por el homicidio de La Ribera
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

La Audiencia Provincial de Cádiz con sede en Ceuta acogerá desde este jueves a puerta cerrada la vista oral del juicio por el apuñalamiento mortal que el 10 de marzo a primera hora de la tarde se registró en la playa de La Ribera, en pleno centro de la ciudad autónoma, y que se cobró la vida de un joven marroquí de 20 años. Cinco son los menores acusados, para los que tanto la Fiscalía como la acusación particular solicitan un total de 16 años de internamiento.

Además, la representación de la familia de la víctima solicita una indemnización cercana al millón de euros que habitualmente se fija en función de los allegados del fallecido, según fuentes judiciales, y que en las condiciones del caso se quedaría en condiciones normales en "menos de la mitad".

Las acusaciones consideran que el autor material de la agresión y otros dos menores se acercaron “de mutuo acuerdo” y “con ánimo de lucro ilícito” al fallecido cuando se encontraba junto al Club Natación Caballa con otra persona. Allí exigieron “todo lo que llevaban de valor” y uno de ellos, el principal acusado, cuya identidad responde a las iniciales M. K., “pegó un tirón de un cordón” que llevaba el agredido, arrebatándoselo. Después, el mismo menor sacó una navaja con la intención de conseguir más botín. En ese momento, uno de los atracados huyó.

La víctima mortal se negó, cogió su mochila, lanzó una piedra a los agresores e intentó escapar pero el más activo de los atacantes le alcanzó junto a las escaleras del 'Caballa'. En ese lugar “le agarró por la espalda, le giró y, de forma violenta y con intención de causarle la muerte, le acometió con un arma blanca en la zona precordial”.

El apuñalamiento implicó un fallo en la función de bomba del corazón que causó la muerte de Ibrahim Arraou. El autor material de la agresión, de nuevo con sus dos acompañantes, huyó corriendo hacia Fuente Caballos, donde se encontró con otros dos menores a quienes entregó su arma blanca. Estos últimos, “con pleno conocimiento de los hechos que acababan de cometer y con el ánimo de evitar el descubrimiento del delito”, limpiaron la navaja de sangre y la tiraron al mar “de forma que no pudo ser encontrada por los funcionarios policiales”.

Fiscalía y acusación particular entienden que los hechos acontecidos integran delitos de robo con violencia e intimidación, de homicidio con agravante de superioridad y de encubrimiento. Para el autor material del apuñalamiento solicita 8 años de internamiento en régimen cerrado y cinco de libertad vigilada con asistencia educativa. A quienes estaban junto a él en La Ribera propone que se les impongan sendas penas de internamiento en régimen cerrado de 24 meses, los tres últimos en libertad vigilada.

Finalmente, para los dos jóvenes acusados de encubrimiento por hacerse cargo del arma homicida aboga por medidas de internamiento en centro semiabierto de 24 meses, los tres últimos en libertad vigilada.

Todos los acusados son jóvenes marroquíes “habituales” del Centro de Acogida de Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) 'La Esperanza' y se encuentran en la ciudad “en situación de desamparo”, en algunos casos desde hace “largo tiempo” y en otros desde fechas más recientes.