TARAJAL

Contienen a cientos de porteadores antes de que bloqueasen de nuevo la carretera nacional y la frontera

Contienen a cientos de porteadores antes de que bloqueasen de nuevo la carretera nacional y la frontera
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

El área fronteriza ha vuelto a ser este martes a primera hora de la mañana escenario de un intento protagonizado por cientos de porteadores procedentes de las fases de los polígonos del Tarajal sin plan de seguridad de tomar la carretera nacional para, en tumulto, conseguir llegar a Marruecos a través de la frontera ordinaria. Efectivos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local han contenido al grupo sin que haya sido necesario cerrar la frontera, como sucedió este lunes durante varias horas.

Mientras los empresarios radicados en la fase 'Tarajal II' de los polígonos han visto aprobado su plan de seguridad para operar, lo que conllevó la reapetura del paso específico peatonal para porteadores, los propietarios del resto de naves siguen negándose en algunos casos contra el criterio de sus inquilinos a abonar los aproximadamente 220 euros mensuales que costaría a cada uno de los 290 propietarios contratar la vigilancia privada que exige la Secretaría de Estado.

Los plazos de los expedientes abiertos por la Delegación, con amenaza de sanciones en forma de cierres y multas, siguen consumiendo plazos pero, entretanto, los negocios de 'Tarajal I', 'La Chimenea' y 'Alborán' utilizan sus puertas no controladas para 'liberar' a porteadores con bultos que buscan generar el caos en la carretera nacional para, al final, por la fuerza de la presión, poder cruzar con ellos a Marruecos, según el análisis de fuentes policiales.

Además, en el suelo municipal de El Jato, anexa al vial que une la frontera con el centro, al que se ha hurtado un carril para la ejecución de las obras de ampliación, también se agolpan camionetas que distribuyen bultos y fardos para los porteadores que no los cogen en el 'Tarajal II' y que también terminan en la carretera nacional.

La adjudicataria de las obras de ampliación de la carretera nacional prevé acometer el próximo lunes la demolición en los inmuebles pegados a la rotonda que precede al paso fronterizo, ya expropiados, con lo que las Fuerzas de Seguridad prevén ganar espacio y margen de maniobra para actuar en la zona pese a su carencia de efectivos para hacer frente a las aglomeraciones de personas que están recibiendo.