El Gobierno da su respaldo a la actuación en la valla y ve el “asalto” como una prueba de la presión


El Gobierno da su respaldo a la actuación en la valla y ve el “asalto” como una prueba de la presión

- El presidente obvia todos los comentarios de rechazo hacia los migrantes vertidos durante el lunes en las redes sociales y los foros y ve "una prueba de la capacidad de acogida de Ceuta"

- Vivas tampoco esconde elogios a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que velan por la seguridad fronteriza aún contra actos violentos como el de este 31 de octubre

32 migrantes trasladados al hospital por 3 Guardias Civiles, en una entrada masiva, la mayor de las registradas en Ceuta este lunes y sobre la que el presidente de la Ciudad no ha dudado en alinearse con la Delegación del Gobierno para calificar el acto de “asalto” y subrayar que se produjo “por la fuerza y con algunos comportamientos violentos”, echando más leña al fuego que ya atizan muchos ceutíes que han mostrado en las redes sociales el lado menos solidario y más xenófobo de la sociedad pidiendo “recibirlos a tiros” o “electrificar la valla” o levantar “un muro bien alto y minas antipersona como Marruecos en el Sáhara”.

Estos comentarios han desatado el estupor de los principales líderes de Caballas, especialmente combativos en la jornada de ayer en las redes sociales. Por ejemplo, Juan Luis Aróstegui no ha dudado en emular a Carmena al poner en su Facebook “Bienvenidos” y en entrar en el cuerpo a cuerpo con muchos de los que les pedían insistentemente “que se los llevaran a su casa”. A pesar de este ambiente para Vivas lo sucedido “prueba la capacidad de acogida de Ceuta y de la sociedad ceutí que convive con una situación en virtud de la cual la frontera que es absolutamente necesaria e imprescindible es una aportación importantísima de Ceuta a Europa y al resto de España. En un ámbito tan singular y de tanta entidad como es el de la presión migratoria, ahí Ceuta por ser frontera de Europa en el continente africano juega un papel importante como pone de manifiesto esta situación”, ha abundado Vivas.

El presidente no ha ahorrado elogios a la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: “mantener la seguridad de la frontera es un trabajo difícil”. Como prueba que “desde el año 2005 no teníamos un asalto de esta envergadura, lo que prueba que la presión está ahí, que es constante y permanente”.