TAPIADO DE HUERTA TÉLLEZ

"Se han llevado de todo, bañeras, lavabos, puertas..."

"Se han llevado de todo, bañeras, lavabos, puertas..."
Un operario del Ayuntamiento tapia uno de los portales de Huerta Téllez.
Un operario del Ayuntamiento tapia uno de los portales de Huerta Téllez.  

Ya solo quedan agentes de Policía en Huerta Téllez, una veintena de UIP de la Policía Nacional y otros tantos de la UIR de la Policía Local. Allí permanecerán hasta que los operarios terminen de tapiar los portales y todos los accesos posibles e impedir que, de nuevo, vuelvan los okupas.

Un operario del Ayuntamiento tapia uno de los portales de Huerta Téllez1280Mientras, operarios de la Ciudad vallan los accesos peatonales e instalan obstáculos físicos como enormes jardineras de hormigón y bolardos para impedir el tránsito de vehículos por la zona. Todo ello aún bajo una fuerte presencia policial que mantiene asegurado el perímetro y los accesos para garantizar que no se repiten los intentos de ocupación de esta promoción de viviendas protegidas.

Una vez terminados los trabajos de tapiado, las tareas de vigilancia quedarán en manos de tres agentes de seguridad privada que velarán por lo que queda del inmueble."Se han llevado de todo, bañeras, lavabos, retretes, barandilas, puertas, algunos no han dejado nada", explica un agente que da fe de que el interior del edificio está "destrozado".

Decenas de ventanas abiertas en Huerta TéllezVentanas abiertas, pìsos a la intemperie

Queda aún un problema por resolver. Con las prisas o por mala fe, muchos de los hasta hoy inquilinos han dejado las ventanas abiertas, algunas en pisos accesibles, lo que puede suponer una vía de entrada. Una tarea compleja, reconocen los obreros que trabajan en el tapiado, pues obligará a cerrar una a una las ventanas desde el exterior, evitando así de paso la entrada de la lluvia que puede terminar de destrozar las viviendas, ya suficientemente deterioradas.