CORTES Y DESGARROS

La última víctima de los alambres con cuchillas evoluciona favorablemente en el Hospital tras ser operado

La última víctima de los alambres con cuchillas evoluciona favorablemente en el Hospital tras ser operado
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

El joven nacional de Guinea Conakry de 16 años de edad que este jueves se precipitó desde lo alto del vallado fronterizo en la zona de Benzú sigue ingresado en planta quirúrgica en el Hospital Universitario con "evolución favorable" después de la intervención a la que tuvo que ser sometido.

Las heridas más graves las tiene, según fuentes sanitarias, en el pie derecho y la mano izquierda. En la operación los médicos procedieron a reparar las secciones tendinosas afectadas de esas extremidades y a la sutura de otras heridas superficiales. Presentaba "daño severo tendinoso".

Además, en el TAC que se le practicó se apreció una luxación lumbar derecha.

La valla exterior del perímetro cuenta con cinco rollos continuos en horizontal de alambres con cuchillas (concertinas), dos dobles y tres simples, así como otro en la parte superior a seis metros de altura. Esta última y la de media altura son de acero inoxidable, mientras que el resto son de acero galvanizado.

Durante la última década se han repetido distintos casos de migrantes muertos o gravemente heridos tras intentar saltar las vallas y toparse con esas barreras pasivas, repetidamente criticadas por instituciones como el Defensor del Pueblo y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.