RESIDENTES EN CASTILLEJOS

Dos mujeres mueren tras una avalancha en el lado marroquí de la frontera

Dos mujeres mueren tras una avalancha en el lado marroquí de la frontera
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

La tragedia ha tenido lugar a primera hora de la mañana de este lunes en las inmediaciones de la rotonda que da acceso a las instalaciones de Bab Sebta.


Dos ciudadanas marroquíes de unos 40 años de edad, Illham B.C. y Souad Z. han perdido la vida a primera hora de la mañana de este lunes en las inmediaciones de la frontera de Ceuta tras una avalancha de cientos de personas registrada alrededor de las 5.30 horas, cuando a diario se registran tumultos para el acceso a la ciudad autónoma, según han confirmado fuentes policiales de ambos países a Ceutaldia.com.

La prefectura de M'diq-Fnideq confirma el trágico suceso en un comunicado, según informa la agencia oficial de noticias MAP que adelanta además que "las autoridades competentes"  han abierto una investigación bajo la supervisión de la Fiscalía para aclarar los sucesos.

El suceso ha tenido lugar en la colina más cercana a las instalaciones fronterizas marroquíes de Bab Sebta, donde las autoridades del país vecino separan a las trabajadoras dedicadas al porteo de mercancías desde la localidad española hacia el Reino alauita, que deben acceder a territorio español por el paso peatonal del ‘Tarajal II’, de las que entran en Ceuta como limpiadoras de hogar o para otros trabajos regularizados, que lo hacen por la frontera oficial.

Las dos fallecidas este lunes son residentes en la vecina localidad marroquí de Castillejos (Fnideq, en árabe) pero originarias de otras regiones del reino alauita. Hay, además, al menos otra mujer herida con una fractura, que ha sido trasladada al hospital de Castilejos.

El año pasado se registró la muerte de cuatro mujeres marroquíes más, dos en agosto, otra en abril y una más en marzo, aplastadas en avalanchas similares registradas en todos los casos en territorio marroquí cerca de la frontera de Ceuta.

Desde verano las autoridades marroquíes solamente permiten el paso de mujeres los lunes y los miércoles y de hombres los martes y los jueves para reducir el volumen de personas que entran a Ceuta para llevar todo tipo de mercancías a pie al otro lado de la frontera.

A pesar de ello, cientos de personas suelen hacer cola durante toda la noche para entrar a primera hora de la mañana en la ciudad autónoma, cuya frontera registra colapsos diarios desde hace meses para el tránsito tanto de peatones como de vehículos.