400 FIRMAS

El Sindicato Médico exige medidas "preventivas" frente a las agresiones al personal sanitario

El Sindicato Médico exige medidas "preventivas" frente a las agresiones al personal sanitario
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Sindicato Médico de Ceuta (SMC) ha recogido cerca de 400 firmas de trabajadores de los centros sanitarios de la cudad para exigir "la aplicación urgente de un Plan de Actuación para la Prevención de las Agresiones al Personal que trabaja en la Sanidad local". Tras los últimos sucesos se ha respondido con esta iniciativa al "clima de inseguridad y miedo que limita el buen hacer de estos trabajadores", víctimas de ataques físicos "escasos" pero también de frecuentes "insultos, amenazas, humillaciones, coacciones … que ocasionan malestar, inquietud y desmotivación, conduciendo a un progresivo deterioro de la asistencia, ya que interfiere muy negativamente en la relación y comunicación médico-paciente".

A lo expuesto hay que añadir "el linchamiento en redes sociales".

El Sindicato Médico reclama un conjunto de medidas encaminadas a prevenir tales incidentes, ya que "si bien se anuncian medidas para cuando ya se ha producido una agresión y que a priori aplaudimos, se adolece de otras específicamente preventivas, tanto técnicas (botones antipánico, disposición adecuada del mobiliario de las consultas, más seguridad privada, …) como formativas (formación específica al personal en manejo de conflictos), administrativas (elaboración de un mapa de riesgos de agresiones) y policiales (presencia de Cuerpos de Seguridad del Estado en la áreas más conflictivas)".

También solicita un Programa de Prevención de Drogodependencias "a nivel comunitario, laboral y educativo", ya que "ese problema de Salud Pública está en el origen de las recientes agresiones más violentas, especialmente en el Centro de Salud del Tarajal y en el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP)". Con ese proyecto, que habría que enmarcar "en un ambicioso Programa de Prevención de enfermedades cardiovasculares y Promoción de la Salud", también se contribuiría "a prevenir numerosos actos delictivos, patologías médicas asociadas y síndromes amotivacionales en nuestros jóvenes"..

"Obviamente sería imprescindible la implicación de las diferentes instituciones públicas con competencia en la materia: Ciudad Autónoma a través de la Consejería de Sanidad, la Unidad de Conductas Adictivas, el Ministerio de Educación, el INGESA, etcétera", entiende el Sindicato Médico, que ha remarcado que ese tipo de propuestas "requieren de consenso para obtener el compromiso de todas las partes, continuidad porque los efectos se notan en su mayor parte a medio plazo; y contextualización por la idiosincrasia de Ceuta".

El Sindicato ha ofrecido sus conocimientos y experiencia para avanzar en esa dirección y se ha sumado al "apoyo unánime" a la enfermera agredida recientemente por un individuo a la salida de un domicilio tras realizar un servicio. "El INGESA debe activar con urgencia todo tipo de medidas preventivas para que los trabajadores del sistema sanitario, que somos los de más riesgo de sufrir agresiones, puedan trabajar en un entorno seguro en aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales sin tener que lamentar una desgracia fatal e irreversible", ha resumido.