La Unión de Oficiales de la Guardia Civil “echa en falta” más respaldo de Interior a los imputados

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil “echa en falta” más respaldo de Interior a los imputados
Imagen de uno de los cadáveres recuperado en Ceuta.
Imagen de uno de los cadáveres recuperado en Ceuta.  

- El presidente de la asociación mayoritaria entre los mandos de la Benemérita dice que los funcionarios se limitaron a cumplir su trabajo y que todos los españoles son "cómplices" de la misión que tienen encomendada

- "Quien espere que lance caramelos está muy equivocado y eso lo entiende cualquiera”, apunta García Ruiz

- El letrado que ha defendido al Capitán Jefe que comandó el operativo desplegado en el Tarajal afirma que "no hay relación de causalidad" entre los medios utilizados por el Instituto Armado y las muertes


El presidente de la asociación mayoritaria entre los mandos de la Benemérita, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, Francisco García Ruiz, y el letrado y portavoz nacional de la entidad, Jesús Martín Vázquez, que este martes ha ejercido la representación legal del Capitán Jefe de la Unidad de la Compañía Rural de Seguridad de Ceuta citado a declarar como imputado por la tragedia del Tarajal, han “echado en falta” la presencia de algún representante del Ministerio del Interior en la ciudad autónoma para “respaldar” a los funcionarios “que se han visto solos ante la juez”.

En declaraciones a los medios, García Ruiz ha lamentado que “a los políticos en general se les llena la boca de elogios y de buenas palabras hacia la Benemérita pero en días como hoy los guardias se han visto solos ante la juez por cumplir las normas, por cumplir y hacer cumplir la ley, arropados solo por sus compañeros, sus familias y mucha buena gente”.

El presidente de la Unión de Oficiales ha tildado de “tragedia” y de “fatalidad” el resultado del intento de salto masivo protagonizado el 6 de febrero del año pasado por el espigón marítimo fronterizo del Tarajal, donde perdieron la vida 15 migrantes subsaharianos, pero ha defendido que los guardias desplegados en la costa se limitaron a “cumplir el trabajo que tienen encomendado: impermeabilizar la frontera y que nadie entre por donde no se puede”.

García Ruiz ha subrayado que “cualquiera de los 80.000 guardias” podría haberse visto en el papel de los 16 citados a declarar como imputados y ha advertido que “todos los españoles somos, en el fondo, cómplices del trabajo que realiza el Instituto Armado en la frontera, por el que le pagamos con nuestros impuestos”.

“En una cabalgata de Reyes Mayos se lanzan caramelos, confeti y serpentinas para ilusionar a la gente y la Guardia Civil tiene medios antidisturbios que le facilita el Gobierno para hacer su trabajo: quien espere que lance caramelos está muy equivocado y eso lo entiende cualquiera”, ha añadido el presidente de la asociación, quien también ha llamado a la “sensatez” para “no dejar caer sobre los funcionarios la responsabilidad de lo que le sucede a quien está haciendo algo ilegal”.

Además, ha criticado el “doble discurso inmoral” que supone “pagar y proporcionar medios a la Guardia Civil para que haga un trabajo pero dejar solos a los agentes cuando pasa algo, permitiendo que carguen con una responsabilidad derivada de haber jurado cumplir y hacer cumplir la Ley”.

García Ruiz ha cuestionado la línea de actuación de las acusaciones particulares “que parecen haber ido a por los más débiles, a por los que cumplen pero no tienen capacidad para hacer ni para modificar las leyes, una responsabilidad del Gobierno y del poder legislativo”. A los políticos ha pedido expresamente “que eviten usar a la Benemérita para hacer política”. “Por imperativo legal no somos ni rojos ni azules, ni de derechas ni de izquierdas, y no queremos que nos mezclen en esas cosas”, ha reclamado.

“No hay relación de causalidad con las muertes”

El abogado Martín Vázquez, que en todo momento ha evitado revelar detalles concretos de la instrucción o de la declaración de su defendido, sí ha querido “dejar constancia” de que el Capitán Jefe “ha prestado declaración y ha contestado a todas las preguntas del Ministerio Fiscal y de la juez”. También ha avanzado que pedirá “el archivo y sobreseimiento” de la causa y que posteriormente la Unión de Oficiales emprenderá acciones legales contra quienes “han mentido y mancillado la imagen de los guardias y de la Benemérita”.

“No hay relación de causalidad, en el ámbito jurídico, entre el operativo desplegado y las muertes, que los guardias sienten como el que más”, ha destacado el letrado, que como García Ruiz ha calificado de “generalizado” el “malestar” en el seno del Instituto Armado por el comportamiento de los responsables de Interior, de cuyas primeras versiones contradictorias sobre el suceso se han desmarcado: “No sabemos por qué el ministro, el secretario de Estado y el director general dijeron lo que dijeron, si porque falló la cadena de información o por qué, pero la Guardia Civil siempre dijo la verdad”, han resaltado.

A preguntas de los periodistas, los dos comparecientes han venido a negar que los guardias desplegados en el Tarajal recibiesen órdenes “políticas” sobre cómo repeler a “una masa que era de todo menos pacífica” y han defendido que los medios utilizados se emplearon, por iniciativa de la fuerza actuante, de forma “proporcional”, como a su juicio prueba que “nadie utilizó armas de fuego pese a que todos los guardias llevan una”.