litro

Plantan un árbol por cada coche que limpian con un sólo litro de agua

Mantener limpio el coche es importante. Pero mejor si se utilizan sistemas de limpieza con el menor impacto ambiental posible. De paso, estaría bien hacer algo por compensar las emisiones de este mismo coche que se limpia y por reforestar el planeta, y, ya puestos, invertir en madera. Por otra parte, con casi 31 millones de vehículos circulando por las carreteras españolas, de los que más de 22 millones son coches, limpiar automóviles puede ser un nicho de empleo.

Todo ese abanico de posibilidades están agrupadas en un proyecto que ha comenzado a andar hace unos días en Alcobendas (Madrid), impulsado por Juan Antonio Campillo, bajo el nombre de Bioplanet, marca comercial de Ecoinvierte Medioambiental Ecosocial S. A.
Por una parte, el sistema de lavado manual implantado «consume un litro de agua por coche de tamaño medio. Sólo se emplea vapor de agua, sin detergentes, que arrastra la suciedad, y bayetas para el pulido. Usamos una bomba de calor que hemos desarrollado con un fabricante italiano», dice.

«Con este sistema –prosigue–, ofrecemos un servicio de calidad y ecológico, a un precio justo». Hasta aquí el bajo impacto ambiental del lavado. Pero además en Bioplanet, por cada coche que limpian, plantan un árbol «en un proyecto de reforestación en la Amazonía oriental boliviana. Árboles autóctonos de la zona, desde luego. Y ofrecemos a los clientes invertir en árboles de diversas variedades ya en parcelas de plantación, que pueden vender incluso a los cinco años, porque los inversores de los mercados internacionales los compran de muchas edades y las inversiones en maderas nobles generan muchos beneficios», añade.


Empleo

El objetivo es aunar «reforestación y silvicultura, y llevarla a cabo en ámbitos sociales donde el paro y la pobreza son altos. Por cada 10.000 árboles plantados una familia campesina o indígena tiene la oportunidad de llevar una vida digna. Por tanto, nuestros clientes tendrán la oportunidad de participar en el desarrollo de proyectos e iniciativas valiosas para la sociedad», precisa.

Además, según los datos que aporta él mismo, «un sólo árbol plantado por el lavado del vehículo captura, en un ciclo de 20 años, una media de 1,8 a 2,1 toneladas de CO2, según la especie. Así, si un propietario lavara su coche dos veces al mes (algo poco o nada habitual), serían 48 árboles en dos años, lo que significaría la captura de cuatro toneladas de CO2 al año. En ese momento, haciendo una estimación de un vehículo que emita 200 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido y que haga de media unos 20.000 km al año, sería neutro en contaminación. Pero, lo más importante de esta acción es que los árboles siguen plantados y capturando CO2 a lo largo de su vida».

Para Campillo no se trata sólo de lavar coches y plantar árboles, «también se puede generar empleo directo. Cosa que no ocurre, por ejemplo, con los autolavados. Ofrecemos la posibilidad de asociarse, de forma que nuestros asociados trabajarían con un plan de negocio y un equipo de limpieza que nosotros les cedemos y con el que pueden trabajar hasta cuatro personas».