PLAN DE EMPLEO

La Brigada de Conservación del Patrimonio trabaja en Benzú para paliar los efectos del temporal

La Brigada de Conservación del Patrimonio trabaja en Benzú para paliar los efectos del temporal
Playa de Benzú
Playa de Benzú
Delegación por medio de la UPD destinó una brigada conformada por 13 peones generales y un capataz

En la primera semana del mes de abril de 2022, la ciudad de Ceuta sufrió un temporal de levante de gran intensidad que afectó en gran medida a las playas y barriadas costeras de la ciudad.  

Dicho temporal  azotó especialmente  las costas más occidentales de la ciudad y especialmente las playas situadas en la bahía norte. Una de las más afectadas fue, como suele ser habitual por su situación y por sus especiales características constructivas y urbanísticas, la playa y la barriada de Benzú, donde los efectos del viento y el oleaje ocasionaron la llegada de multitud de residuos, piedras y arena que, aparte de dejar casi impracticables las zonas habitualmente usadas para disfrute de bañistas y deportistas acuáticos, dejaron multitud de desperfectos y acumulación de todo tipo de materiales en las zonas de pasos peatonales y rodados, aceras y entradas a las viviendas y garajes más cercanos al mar.

A la vista de esta problemática para los vecinos y para los usuarios de estas zonas costeras de la ciudad, la Delegación de Gobierno en Ceuta por medio de la plantilla contratada en el Plan de Empleo para el año 2021/2022, inició una serie de actuaciones encaminadas a minimizar las consecuencias que estas condiciones climatológicas tan adversas les habían ocasionado a los vecinos de esta barriada. 

En este sentido, en las semanas posteriores a la incidencia del temporal, la Delegación por medio de la UPD destinó una brigada conformada por 13 peones generales y un capataz que, junto con el apoyo logístico de personal encargado del transporte de las herramientas perteneciente también a la plantilla del Plan de Empleo, iniciaron varias actuaciones encaminadas a realizar de forma urgente la limpieza y retirada de la arena y las piedras trasladadas por el oleaje y que impedían la normal circulación de personas y vehículos; el saneado de desagües, canaletas y sumideros para su correcto funcionamiento y para evitar futuros  atascos;  el desalojo de enseres y materiales de gran tamaño varados en la arena, etc…

En resumen, las actuaciones que se llevaron a cabo estuvieron encaminadas a devolver el aspecto y la funcionalidad de las zonas de esta barriada más cercanas al mar y por tanto más afectadas por las consecuencias del temporal, en un tiempo record y de la manera más efectiva, menos molesta y más ecológica posible, ya que todos estos trabajos se realizaron de manera manual, sin utilizar herramientas motorizadas ni vehículos de carga ni de transporte por el litoral.

La Brigada de Conservación del Patrimonio trabaja en Benzú para paliar los efectos del temporal