EN 3 MESES

La Ciudad saca a concurso por 212.000 euros la sustitución de la solería resbaladiza del centro

La Ciudad saca a concurso por 212.000 euros la sustitución de la solería resbaladiza del centro
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
La licitación prevé obras durante tres meses para reemplazar las piedras verdes que suponen un peligro para los viandantes por otras de granito del mismo color. También se eliminarán las barreras arquitectónicas y se procederá a la implantación de un semáforo en el cruce del Paseo del Revellín con Padilla "a fín de evitar largas colas de atasco en ciertas horas del día".

Casi cinco años después de que el entonces consejero de Fomento, Néstor García, dijese en el Pleno que la solución para la solería resbaladiza del Paseo del Revellín y su entorno estaba "al caer", después de probar mil y una soluciones infructuosas y tras desembolsar cerca de medio millón de euros por caídas en la zona, la Ciudad ha sacado a concurso por algo más de 200.000 euros la sustitución por granito abujardado verde (supuestamente ya se compró una parte en 2016) de las piedras de serpentina y mármol del mismo color que suponen un peligro público para los viandantes.

"En el año 2004 se ejecutó un proyecto de remodelación del eje Paseo del Revellín, Calle Camoens, Plaza de los Reyes y calle Real (hasta la Iglesia de los Remedios) que supuso la peatonalización de esta zona con el fin de cambiar su fisionomía e impulsar comercialmente la ciudad, pero el paso de los años ha aflorado una serie de problemas importantes en la pavimentación debido principalmente al acabado de la obra, el paso del tiempo, la pronunciada pendiente y los cambios en la rasante de la orografía de los viales", se justifica la actuación sobre el origen del problema, con cuya raíz nunca se ha querido o podido ajustar cuentas o depurar responsabilidades.

Sea como fuere, la Consejería de Fomento asume que "todo ello ha provocado que la superficie de estos elementos presente un importante grado de deterioro que ha incrementado el nivel de peligro de tránsito de los peatones, como demuestran los accidentes que se han producido en los últimos años".

Para ello se han previsto obras con un plazo de ejecución de tres meses y una superficie de actuación superior a 3.000 metros cuadrados. En primer lugar la retirada temporal de todo el mobiliario urbano que dificulte la labor de sustitución de las baldosas (papeleras, bancos, maceteros, etcétera), aunque no se sustituirá "debido al buen estado de conservación que presenta el mobiliario urbano en general".

Acto seguido se procederá al levantado de todo el tipo de pavimento identificado en los planos del proyecto técnico, el cual ha tenido en cuenta igualmente, las posibles pérdidas que la operación pueda suponer en las baldosas adyacentes a las que se quitarán.

De igual forma y como uno de los objetivos de la actuación, se eliminarán las barreras arquitectónicas existentes (supresión de pendientes elevadas en cambios de rasantes entre viales) y se procederá a la implantación de un semáforo en el cruce del Paseo del Revellín con Padilla "a fín de evitar largas colas de atasco en ciertas horas del día" con la eliminación de los dos pasos de peatones existentes en los extremos del cruce, que serán unificados en uno solo. Esto implicará modificaciones en las jardineras de fábrica existentes, procediéndose a su demolición y nueva construcción.

La Ciudad saca a concurso por 212.000 euros la sustitución de la solería resbaladiza del centro