El nuevo PGOU se olvida de balnearios y campos de golf y aspira a dar cabida a 7.000 nuevos empleos

El nuevo PGOU se olvida de balnearios y campos de golf y aspira a dar cabida a 7.000 nuevos empleos
El PGOU cree poder crear las condiciones para construir unas 8.000 nuevas viviendas.
El PGOU cree poder crear las condiciones para construir unas 8.000 nuevas viviendas.  

- El documento mantiene como gran objetivo “perfilar una ciudad media dinámica, atractiva para vivir y visitar y que se constituya en una plataforma adecuada para la implantación de actividades económicas”

- Destina 16 hectáreas para el desarrollo de actividades económicas sobre el eje Puerto-Frontera en Benítez, Cortijo Moreno, Loma Colmenar y el Tarajal

- La “revitalización” del Príncipe Alfonso se asentará en “operaciones de regularización de la propiedad”; el “cierre” de “la corona de infraestructuras y viales”


Veinte meses y 176 alegaciones (se han estimado total o particialmente 112) después de su aprobación inicial, el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Ceuta volverá a Pleno el próximo jueves para avanzar hacia su visto bueno provisional. Lo hará, en su última versión, renunciando a promover algunos proyectos llamativos como el de promover un hotel-balneario en la zona del Desnarigado y un campo de golf pero manteniendo otras grandes operaciones como el traslado de CEPSA y Ducar desde Benítez y San Amaro al Puerto y su objetivo "general" de “perfilar una ciudad media dinámica, de elevada calidad urbanística y medioambiental, atractiva para vivir y visitar y que se constituya en una plataforma adecuada para la implantación de actividades económicas”.

Para conseguir ese último propósito destina al desarrollo de actividades económicas una superficie total de 16,19 hectáreas a las que, en sus Normas Urbanísticas, atribuye un coeficiente del que resulta una edificabilidad potencial de 161.900 metros cuadrados. A partir de ahí aplica un índice de un empleo por cada 30 metros cuadrados: “Se presupone”, concluye el Plan, a cuyo contenido ha tenido acceso Ceutaldia.com, “que en las actuaciones de transformación urbanística en suelo urbano y urbanizable programado podrán albergar un total aproximado de 5.397 nuevos empleos”.

El número de puestos de trabajo en las nuevas actividades a implantar en suelos calificados con dicho uso se ha fijado a pesar de la “dificultad” que plantea “establecer una media para un uso global terciario, que incluye, entre sus pormenorizados, usos tan diferentes en cuanto a metros cuadrados por empleo, como son el comercial, hotelero, oficinas etcétera; o en el caso del industrial, tipologías que van desde la industria nido hasta naves industriales de tamaño medio-grande”.

El Plan prevé que la ampliación del Puerto servirá para “consolidar” la tendencia de “polarización” de la actividad económica secundaria “con la creación de espacios para actividades productivas acordes con las nuevas demandas, así como con el aprovechamiento de las específicas condiciones geográfico-económicas de la ciudad, en especial en lo relativo a la industria de transformación vinculada a las Reglas de Origen”, ejemplifica pese a sus nulos frutos hasta ahora.

Eje Puerto-Frontera

Para la industria terciaria y la actividad logística-comercial, centrada ahora “entre el polígono del Tarajal y, de nuevo, el Puerto”, se propone “la potenciación de las sinergias que previsiblemente se generarán con la conexión directa de estos dos elementos mediante el futuro eje viario Puerto-Frontera”, un proyecto de la época de Zapatero que la crisis sepultó.

La visión del Plan se apoya en dicha infraestructura como “eje vertebrador de los nuevos desarrollos de actividad económica” a través de “el parque comercial previsto en el polígono de CEPSA”; los desarrollos previstos en la vaguada Benítez”; la ampliación del polígono Cortijo Moreno; “la zona industrial prevista en Loma Colmenar”; y “la extensión del polígono del Tarajal en el sector de suelo urbanizable aledaño de Loma de las Lanzas”.

Además, se prevé que “al menos el 5% de la edificación residencial de las actuaciones de transformación urbanística albergará usos de actividades económicas como usos compatibles, esto es 43.932 metros cuadrados en los que, aplicando la misma ratio, se deben considerar al menos 1.464 nuevos empleos adicionales a los anteriores que garantizarán la suficiencia requerida por la legislación en vigor”.

Actuaciones emblemáticas

El Plan mantiene como objetivo crear las condiciones para propiciar la construcción de más de 8.000 nuevas viviendas y entre sus “actuaciones emblemáticas” sigue estando la de configurar una “nueva centralidad” para la ciudad de naturaleza “comercial-residencial” en el ámbito de la calle Alcalde José Víctori Goñalóns “que incluirá la rehabilitación del Mercado de Abastos sobre su actual ubicación” una vez desestimado su tarslado.

Sobre el ámbito de Pasaje Recreo Alto se propone “la ubicación de un gran parque urbano” y en el Brull, un Instituto de Enseñanza Secundaria. Se contempla también la implantación de “una zona dotacional” en el ámbito de los terrenos de Recinto Sur antes reservados para equipamiento educativo. En el Monte Hacho se proyecta su protección paisajística “mediante la reclasificación de suelo de su ladera”, “ordenar” la barriada del Sarchal y “recuperar”, a través de “una operación con la Ducar y aledaños”, tanto la playa de San Amaro como el solar del Santo Ángel, destinado su “emblemático edificio” para “equipamiento dotacional”.

La “revitalización” del Príncipe Alfonso se basará en “operaciones de regularización de la propiedad”; el “cierre” de “la corona de infraestructuras y viales”; y una operación medioambiental entre el Quemadero y la rotonda del Mohito. Se propone la consolidación de Benzú "mediante la incorporación de la propuesta realizada en el contexto del EUROPAN-8, adaptada a los objetivos del Plan para "configurar una barriada de gran calidad urbana y medioambiental".

El nuevo PGOU se olvida de balnearios y campos de golf y aspira a dar cabida a 7.000 nuevos empleos