PREMEDECE

El programa de prevención de la delincuencia de MENA trabajará en la calle desde el jueves

El programa de prevención de la delincuencia de MENA trabajará en la calle desde el jueves
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.

El Gobierno de Ceuta y la Universidad de Málaga (UMA) comenzarán esta semana el trabajo de campo del Proyecto de Prevención de la Delincuencia de Menores Extranjeros Solos en las calles de Ceuta (PREMEDECE) que ambas partes han acordado desarrollar durante un año a través del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología (IAIC) y el Observatorio Criminológico del Sistema Penal ante la Inmigración (OCSP).

La UMA ha terminado ya el proceso de contratación de personal, en todos los casos con conocimiento de dariya, el dialecto del árabe que se utiliza en el norte de Marruecos, y el martes arrancará un programa de formación que impartirán la responsable del Área de Migraciones e Igualdad de Trato del Defensor del Pueblo, Elena Arce; la jefa del Área de Menores de la Ciudad, Toñi Palomo; y la profesora titular de Derecho Penal y Criminología de la UMA Elisa García.

El jueves saldrá a la calle por primera vez el equipo conformado, que además de las cuatro personas contratadas expresamente para su desarrollo incluye voluntarios de la UMA, una docena de policías locales, etcétera.

menores puerto verticalEl proyecto, “pionero” a nivel nacional, se propone “prevenir la delincuencia y la victimización” con “una intervención personalizada y especializada” sobre los menores que rechazan las medidas de asistencia de la Ciudad “por miedo a ser repatriados, por frustración del menor, por conflicto de intereses entre el menor y el centro de acogida, por falta de adaptación del centro a las necesidades del menor, por los atractivos de la calle, etcétera”. “El reto”, han explicado los promotores de la iniciativa a Europa Press, es “encontrar soluciones individualizadas y duraderas que permitan su establecimiento a largo plazo en condiciones de normalidad y estabilidad”.

El Gobierno local y la UMA también han buscado la colaboración de distintas entidades sociales y oenegés locales para implicarlas en las actividades que se irán desarrollando desde la convicción de que “si bien el objetivo general es reducir las situaciones de riesgo delictivo de los MENA en las calles, este necesariamente se alcanza a través de estrategias de protección e inclusión social”.

Las fases de ejecución del programa incluyen una primera de “diagnóstico” para “localizar y cuantificar a los extranjeros menores de edad que están solos en las calles para valorar de manera individualizada su situación”. Después se les “asistirá” para “dignificar su persona y vehicular el tratamiento a seguir” en las fases de “prevención de delitos” e “intervención”.

En paralelo, el Ejecutivo ceutí está trabajando en el diseño de otro proyecto que planea poner en marcha de la mano de alguna oenegé especializada en actuaciones con migrantes para atender y acompañar en las calles a los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) que rechazan las medidas ordinarias de protección de la Administración, que se calculan “entre 60 y 100”.

La Ciudad ha pensado en conveniar o sacar a licitación, según informen los técnicos, la puesta en funcionamiento de cuatro unidades móviles con un equipo de cuatro profesionales cada una (conductor, educador y trabajador social y personal sanitario) que no solo estén en contacto directo con los niños y adolescentes con ese perfil, sino que también contribuya a diluir la inquietud ciudadana que generan las escenas constantes de grupos de jóvenes por la zona portuaria, sobre todo.

Entre las opciones barajadas por la Administración está Cruz Roja por su “amplia” red de voluntariado local y su presencia internacional, que ya ha ayudado en múltiples ocasiones a la Ciudad Autónoma para la localización de familiares de niños de origen subsahariano llegados a Ceuta sin compañía y que podría jugar un papel importante también con el país vecino.
 

215 MENA tutelados

Los centros de menores de la Ciudad Autónoma acogen actualmente a 215 jóvenes extranjeros que todavía no han cumplido 18 años. A ese número deben sumarse los 30 detenidos el pasado viernes por la Guardia Civil en las escolleras del Muelle de Poniente del Puerto de Ceuta, donde vivían en precarios asentamientos rechazando las medidas de asistencia de la Administración.

Sin contar a ese grupo, en las instalaciones de realojo temporal de ‘La Esperanza’ residen 144 menores varones de nacionalidad marroquí, 29 nacionales de la República de Guinea, dos de Camerún, uno de Mali, otro de Argelia y uno más de Gambia. En el Centro de Protección ‘Mediterráneo’ están acogidas 24 féminas menores, una de la República de Guinea y el resto del Reino alauita. En ‘San Ildefonso’, para los foráneos más pequeños, solo hay dos marroquíes y un guineano mientras que en el Centro de Reforma de Punta Blanca hay nueve menores de Marruecos y uno de la República de Guinea.

El programa de prevención de la delincuencia de MENA trabajará en la calle desde el jueves