CONCURSO LITERARIO

La carta feminista de un estudiante a Agustina de Aragón que emocionó a los militares

La carta feminista de un estudiante a Agustina de Aragón que emocionó a los militares
XXI Aniversario de la Delegación de Defensa en Ceuta-16
El padre de Gorka Tejedor lee la carta ganadora del concurso del XXI Aniversario de la Delegación de Defensa en Ceuta.

La Delegación de Defensa en Ceuta ha celebrado este jueves su XXI aniversario en el Salón Noble del Casino Militar con la entrega de medallas, ascensos pero también el premio del concurso literario 'Carta a un militar español'. El premnio fue para el estudiante ceutí Gorka Tejedor, que este año ya recibió el tercer premio del estudiante del Año del Rotary Club de Ceuta.

El padre de Tejedor fue el encargado de leer la carta de su hijo, una carta singular pues eligió un 'militar español' poco convencional: mujer y heroína indiscutible pero también símbolo del empoderamiento de la mujer en España. Tejedor ensalza no solo el coraje de Agustina de Aragón sino también su poder ejemplificador: "En los tiempos que viviste, a pesar del sometimiento de la mujer en la sociedad, no les quedó otra a aquellos detractores de su superación, de felicitarte y destacar tus memorables hazañas, tu aportación a la historia de nuestro país, a ti".

Esta es el texto íntegro de la Carta a Agustina de Aragón', de Gorka Tejedor:

UNA MUJER SIN IGUAL

A Agustina, mi heroína:

Pocos ejemplos en nuestra historia tenemos como tú. El asedio francés durante la Guerra de la Independencia a la ciudad de Zaragoza constituyó uno de los hechos más destacables de esta cruenta contienda. Tú, lejos de amilanarte, cogiste las armas y defendiste la plaza frente al invasor. Te pusiste al mando de un batallón de hombres que te vieron y trataron como a una igual. Gracias a tu coraje, el enemigo se tuvo que retirar. Este acto de “rebelión” no fue solamente contra los franceses, sino también contra aquellos convencionalismos que cuestionaban tu papel solo por el mero hecho de ser mujer.

Fuiste capturada, pero eso tampoco te amedrentó, te mantuviste siempre fuerte y decidida y, una vez liberada, constituiste un ejemplo a seguir para todos nosotros, todos los españoles.

A pesar de tu grandísimo sacrificio, no te permitieron volver a luchar, no oficialmente, no en el ejército. Capitana fuiste nombrada pero, más que como soldado, ejerciste de jarrón chino, que solo tiene como objeto decorar a un lado. Sin embargo, tú fuiste más que eso. No te intimidaron. Nunca. Jamás.

Fuiste un gran apoyo y animaste en vida a todos los ejércitos, a todos los soldados, a todos los ciudadanos. Y, a día de hoy, tú, Agustina de Aragón, sigues haciéndolo. Eres un gran ejemplo a seguir para todos aquellos que desean superar las adversidades que se presentan ante ellos. Pero, por encima de todo, eres el modelo a seguir para la lucha por la igualdad, para reivindicar  los derechos de la mujer,  y  su  perfecta  capacidad  para  realizar igual o mejor el mismo trabajo que un hombre. En los tiempos que viviste, a pesar del sometimiento de la mujer en la sociedad, no les quedó otra a aquellos detractores de su superación, de felicitarte y destacar tus memorables hazañas, tu aportación a la historia de nuestro país, a ti.

Y es por ello que es imperativo reivindicar tus actos, tus valores, todo aquello que tu figura representa. Pues, no se debe de olvidar a una de las más grandes y destacables heroínas de toda nuestra historia. Tú fuiste, eres, y serás, mi paradigma de superación frente a todas las adversidades que se puedan encontrar y mi paradigma de la lucha por la igualdad y la libertad de todos los ciudadanos, no importa sexo, edad o religión.

Por eso te admiraré, por siempre.

La carta feminista de un estudiante a Agustina de Aragón que emocionó a los militares