FÚTBOL BASE

Despedido sin explicaciones tras tres años trabajando sin contrato para la FFCE: “Me han estafado”

Despedido sin explicaciones tras tres años trabajando sin contrato para la FFCE: “Me han estafado”
Bilal Hassan
Bilal Hassan
Bilal Hassan denuncia el despido sin explicaciones de su puesto como entrenador de la Escuela de Fútbol 7 de la Federación de Fútbol de Ceuta, en la barriada del Príncipe, trabajo que ha desempeñado desde 2017 sin contrato.

Bilal Hassan lleva toda una vida ligada al fútbol base. Desde hace casi dos décadas viene entrenando a equipos de chavales en la barriada que le vio nacer, Príncipe Alfonso. “No sabes la cantidad de chavales que ha salvado Bilal”, resume un amigo, uno de los encargados de los campos de fútbol de Puente Quemadero, a los pies del Príncipe. Bilal es un vecino muy conocido en el barrio, muy vinculado al fútbol —trabaja también para las categorías inferiores del AD Ceuta—y es además presidente de la asociación de vecinos de Arcos Quebrados. Pero su trabajo, su ilusión de cada día desde hace tres años, era entrenar los chavales del barrio para la Federación de Fútbol. Pero su ilusión se vino abajo al inicio de esta temporada. 

“No sabes la cantidad de chavales que ha salvado Bilal”, resume un amigo, uno de los encargados de los campos de fútbol de Puente Quemadero, a los pies del Príncipe.

Sin aviso y sin explicación alguna, la Federación de Fútbol de Ceuta decidió en octubre prescindir de sus servicios. Primero le dieron largas, engañándolo con la fecha de inicio de los cursos. Incluso llegó a trabajar varios días apuntando los chavales que se incorporaban sin que nadie le dijera que estaba despedido. Hasta que le enseñaron la puerta con explicaciones vagas. 

Trabajando sin contrato para la FFCE

Pero no hizo falta rescindir ningún contrato ni pactar el despido. Bilal llevaba trabajando para la FFCE desde 2017 sin contrato, sin cotizar a la Seguridad Social, sin seguro alguno pese a estar trabajando para una federación deportiva, y no una cualquiera, la FFCE, la federación deportiva más solvente de la ciudad autónoma, con apoyo del Gobierno local y de la Federación Española de Fútbol. Y como él los otros tres que aún siguen en su puesto en el Príncipe, también sin contrato, añade Bilal Hassan.

La FFCE ha “estafado” a Hassan algo más que su empleo: El fútbol base es su pasión y sabe por experiencia que el deporte puede ser la salvación para un chaval sin rumbo. “Y más en el Príncipe”, subraya.

“Me han estafado”, lamenta en una conversación con Ceuta al Día junto a los flamantes campos de fútbol de Puente Quemadero inaugurados en 2017, fecha en la que la Federación le ofrecieron hacerse cargo de la escuela de fútbol 7 del Príncipe. Un ‘lugar de trabajo’ en el que la FFCE ha “estafado” a Hassan algo más que su empleo. El fútbol base es su pasión y sabe por experiencia que el deporte puede ser la salvación para un chaval sin rumbo. “Y más en el Príncipe”, subraya.

Se ocupaba del equipo de chavales tres días a la semana durante dos horas por un ‘salario’ de 150 euros que la Federación pagaba en negro, sin que quedara rastro. Imposible decir que no, admite. Es su pasión y el dinero, aunque poco, era una ayuda inmensa para alguien como él, sin trabajo y con tres hijos. “Una ayuda para la casa, para pagar algunos gastos, la factura del agua, una compra…”.  Desde entonces no faltó un solo día a su puesto de entrenador y él mismo se encargaba de animar los chavales del barrio a sumarse al equipo. Con ganas, con ilusión, recuerda, pero, eso sí, sin contrato y, por si fuera poco, cobrando sin razón 100 euros menos que sus compañeros. “Se han reído de un padre de familia”

Una injusticia que denuncia Bilal Hassan y confirman otras fuentes consultadas al respecto. Pero pese a varios intentos ha sido imposible recabar la versión de la Federación de Fútbol de Ceuta. Desde la FFCE se ha preferido no responder a las preguntas de este medio a al menos aclarar una cuestión clave: si la FFCE tiene a trabajadores sin contrato haciéndose cargo de las escuelas infantiles de fútbol 7 en el Príncipe. “Cobran 30 euros por el alquiler de esos campos, solo con ese dinero ya nos podían pagar bien”, lamenta.

Por todo ello, Bilal no quiere que esto se quede así. Llevará su caso “a donde haga falta”. Pruebas y testigos de su trabajo en los campos de fútbol de Puente Quemadero le sobran. Piensa denunciar su caso a los sindicatos, a la Justicia… “Y a Madrid, a la federación Española de Fútbol”, avisa. Quizá entonces sí responda la FFCE.

Despedido sin explicaciones tras tres años trabajando sin contrato para la FFCE: “Me han estafado”