ESTADO DE ALARMA

Cámara y CECE creen que el permiso retribuido por cese de actividad debe asumirlo el Estado y no las empresas

Cámara y CECE creen que el permiso retribuido por cese de actividad debe asumirlo el Estado y no las empresas
Imagen de archivo de una reunión de los representantes de la Cámara de Comercio de Ceuta y la CECE.
Imagen de archivo de una reunión de los representantes de la Cámara de Comercio de Ceuta y la CECE.  

La Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios de Ceuta han emitido un comunicado para valorar la decisión del Gobierno central de cesar por decreto toda actividad no esencial sin haberse negociado con la patronal, más aun cuando son las empresas y no el Estado quien ha de hacerse cargo del permiso retribuido durante cierre empresarial por decreto.

“Las empresas de Ceuta no debaten las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno y demostrarán, como han hecho hasta ahora, su compromiso con esta sociedad y la salud pública aplicándolas con el mayor rigor”, subrayan no sin antes objetar que a su juicio, “las condiciones del cierre de las actividades económicas no esenciales deberían haberse negociado con el sector empresarial al objeto de mitigar en la mayor medida posible su impacto en la pyme y autónomos”. En este sentido, apuntan desde la patronal, los costes de los permisos retribuidos no deberían ser soportado por las empresas que no están generando ningún ingreso y que en el caso de las pymes pueden comprometer su futuro. “Este coste, al igual que se ha hecho con los ERTE, debería ser asumido por el Estado”, reclaman.

Para los empresarios ceutíes, estas medidas van a tener un impacto, hasta ahora no conocido, en la economía española, que pueden conllevar a una crisis muy profunda de la economía que puede afectar a toda la sociedad. “Por ello es necesario que estas medidas vayan acompañadas con otras que eviten la dramática situación que ya viven las empresas, especialmente las pymes y autónomos, y que de no tomarse podrían provocar la destrucción masiva del tejido empresarial del empleo de forma definitiva”.

Además, proponen desde la Cámara de Comercio de Ceuta y la CECE, en un país donde las empresas se encuentran “en el vagón de cola en cuanto a la digitalización y el uso de las herramientas tecnológicas”, la administración debe ser flexible en cuanto a los plazos para la presentación de las declaraciones en impuestos del mes de abril. “En estas condiciones de restricciones al tránsito la recopilación de la documentación necesaria es, en muchos casos compleja, así como la remisión de esta las empresas gestoras. Empresas gestoras que se encuentran desbordadas por la tramitación de los ERTE. Solicitamos por ello la ampliación del plazo para la presentación de los impuestos”.

Asimismo, ruegan que la administración vele porque la paralización no afecte a la puesta en marcha de las líneas de préstamos avalados por el Estado así como la tramitación de las ayudas a los autónomos. “Si no hay financiación, las pymes y autónomos no podrán hacer frente a los costes de la seguridad social, impuestos, alquileres, salarios, etc”, objetan.

Cámara y CECE creen que el permiso retribuido por cese de actividad debe asumirlo el Estado y no las empresas