PIDEN ALTERNATIVAS

Ceuta y La Línea liman asperezas por el tendido del cable eléctrico submarino con la Península

Ceuta y La Línea liman asperezas por el tendido del cable eléctrico submarino con la Península
Barco de FFC en una instalación cable eléctrico submarino
Barco de FFC en una instalación cable eléctrico submarino
Vivas y Franco se emplazan a nuevas reuniones para buscar una solución a la polémica generada por la construcción de una central eléctrica en el municiipio

Los alcaldes de Ceuta y de La Línea de la Concepción, Juan Vivas y Juan Franco respectivamente, han mantenido este lunes una primera conversación telefónica par limar asperezas ante la polémica generada en el ayuntamiento línense por la construcción de una central eléctrica en el municipio como parte del proyecto de tendido de un cable eléctrico submarino que una a la ciudad autónoma con la Red Eléctrica Española (REE).

La conversación, que ha transcurrido de manera “cordial”, ha precisado el portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, ha sido tan solo una “primera toma de contacto” para analizar alternativas al proyecto de cable submarino, aunque, ha querido precisar Gaitán, se trata de un proyecto de la Administración General del Estado, gestionado por REE, que es quien decide los nuevos trazados del sistema eléctrico nacional. Ambos mandatarios han quedado en mantener más encuentros sobre este particular.

El Ayuntamiento de La Línea aprobó el pasado jueves un pronunciamiento contra el proyecto que supone la construcción de una central subeléctrica en el municipio mínense, lo que supondría un lastre para el sector pesquero de la Línea y sus aspiraciones de crecimiento urbanístico en la zona. Desde La Línea, su ayuntamiento plantea la necesidad de buscar alternativas, como una estación hidroeléctrica, que subsane las carencias de suministro eléctrico de ceuta sin perjuicios para los linenses.

Las previsiones apuntan a que el proyecto, que s enfrenta a un nuevo contratiempo, no estaría terminado hasta 2026, duplicando además la inversión prevista que ha pasado de 120 a 212 millones de euros.

Ceuta y La Línea liman asperezas por el tendido del cable eléctrico submarino con la Península