Ceuta y Melilla, a la cola en implantación de la factura electrónica en España


Ceuta y Melilla, a la cola en implantación de la factura electrónica en España


- En 2015 mantuvieron su proporción de emitidas y recibidas en ese formato con respecto al ejercicio anterior, según un estudio presentado este martes

- En volumen de empresas, las ciudades autónomas gestionaron un 0,08% menos de facturas que en 2014

Ceuta y Melilla son las regiones que menos han avanzaron el año pasado en la emisión y recepción de facturas electrónicas con respecto al ejercicio anterior de acuerdo con el 'Estudio de Implantación de la Factura Electrónica en España' realizado por SERES, que analiza el intercambio de facturas electrónicas entre empresas relacionando los datos del primer semestre de 2015 con los de 2014.

Según el informe presentado este martes, las dos ciudades autónomas mantuvieron su ratio del total de las e-facturas emitidas en España, no superando el 0%, mientras que el ratio de facturas electrónicas recibidas se sitúa en un 0,01 %.

Por otra parte, el porcentaje de empresas de Ceuta y Melilla que emiten e-factura ha experimentado un descenso del 0,08%, llegando al 0,03% del total de toda España, al igual que las receptoras, que, con una bajada también del 0,08%, se sitúa en el 0,06% del global español.

De esta manera, las ciudades autónomas ocupan el último puesto en el ranking de implantación de la factura electrónica en España, el cual lideran Cataluña, Madrid, Andalucía, Valencia y Galicia, en este orden.

El trabajo analiza la implantación de la factura electrónica en el sector empresarial de España, ofreciendo datos tanto a nivel nacional como autonómico y realiza una comparativa entre el primer semestre de 2015 y el mismo periodo del año anterior.

Desde 2009, SERES elabora anualmente los 'Estudios de Implantación de la Factura Electrónica en España' con el objetivo de contar con un indicador fiable de su adopción por el tejido empresarial y evolución en el tiempo. Hoy el Estudio es un referente nacional al aportar una completa perspectiva del volumen total de documentos tramitados y empresas usuarias, tanto en emisión como recepción, y su distribución geográfica y por tamaño de empresa.

Ceuta y Melilla, a la cola en implantación de la factura electrónica en España