“Tenemos un hotel para derribarlo y un Parador que parece un hostal de Cuba”


“Tenemos un hotel para derribarlo y un Parador que parece un hostal de Cuba”

- El catedrático Aureliano Martín y el empresario Antonio Barranco analizan el presente y el futuro del sector turístico en las Jornadas de Economía del IEC

- “Lo primero es la infraestructura para traer turismo, nunca hay demanda si antes no hay oferta”

Ceuta quiere ser una ciudad turística pero aún tiene un largo recorrido para lograrlo. De momento, a juzgar por las conclusiones de la ponencia “El turismo en Ceuta: procedencias y posibilidades” de las Jornadas de Economía del Instituto de Estudios Ceutíes (IEC), la Ciudad Autónoma tiene más carencias que virtudes. La conferencia, moderada por el decano del área de ciencias sociales, José María Campos, ha contado con los análisis del catedrático de la Universidad de Granada, Aureliano Martín y el empresario ceutí Antonio Barranco (Gevesta, Hélity).

Barranco, con diferencia el más crítico y directo, ha subrayado la necesidad de mejorar las infraestructuras de la ciudad. No sólo el Puerto y la Frontera, también el comercio, la hostelería y, sobre todo, el sector hotelero. “Tenemos un hotel para derribarlo y un Parador que parece un hostal de Cuba”, describe Antonio Barranco para quien la hostelería o el trato al cliente son mejorables, sin olvidar los horarios comerciales y, en especial, la necesidad de ampliar los horarios de las terrazas, imprescindible en una ciudad que quiera ser turística.

Unas terrazas y unas infraestructuras para el ocio que habría que habilitar en un espacio pensado para ello, donde prime la comodidad y la seguridad, “que no tenga recovecos como el Poblado Marinero”. Un espacio para el que ya ha pensado una ubicación: la dársena norte, tras el Parque Marítimo del Mediterráneo, aprovechando para, de paso, habilitar un puerto deportivo ya que el actual se ha quedado pequeño sólo con las embarcaciones de Ceuta.

Y a todo ello imprescindible añadirle amabilidad, una sonrisa para cada turista, enfatizó, defendiendo que al visitante hay que agasajarlo “sea de donde sea, sea de la etnia que sea”.

Un análisis que comparte Aureliano Martín que, apoyándose en el estudio de las preferencias del turista marroquí, encargado a la Universidad de Granada por la Ciudad Autónoma de Ceuta, apuesta por la especialización del comercio en la alta calidad y en la urgente creación de plazas hoteleras y la mejora de las existentes.

“Tenemos un hotel para derribarlo y un Parador que parece un hostal de Cuba”