PROTESTA

Los transfronterizos, desesperados: “Un inmigrante arregla su situación en seis meses, nosotros llevamos año y medio”

Los transfronterizos, desesperados: “Un inmigrante arregla su situación en seis meses, nosotros llevamos año y medio”
TRabajadores transfronterizos protestan frente a Delegación
TRabajadores transfronterizos protestan frente a Delegación

Un lunes más, medio centenar de trabajadores y trabajadoras transfronterizos se han concentrado frente ala delegación de Gobierno para pedir una solución a su situación, atrapados en Ceuta tras el cierre de la frontera. Es el quinto lunes que se reúnen en la plaza de los Reyes y avisan que no se van a rendir: “No vamos a parar hasta conseguir que nos escuchen y hablen con nosotros”.

“Un inmigrante arregla su situación en seis meses y puede empadronarse, nosotros llevamos un año y medio”, lamentan. “No pedimos nacionalidad, solo derechos mínimos que pueda tener cualquier persona, no tenemos derecho a alquilar una casa, ¿dónde vivimos?. No podemos, estamos ilegales. Para enviar dinero tengo que tener pasaporte en vigor pero lo tengo caducado, cómo lo hago. No puedo tampoco tener cuenta bancaria. No tenemos derechos mínimos, no estamos pidiendo mucho, estamos pidiendo lo mínimo, tener una vida normal y libertad de movimientos”, reclaman, recordando que ellos cotizan y llevan en muchos casos décadas trabajando en Ceuta.

Han pedido una reunión con la delegada del Gobierno, pese al desplante que les hizo hace justo una semana; han escrito al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al Ministerio de Interior, incluso al Defensor del Pueblo, aún sin respuesta. Pero tienen sus esperanzas puestas en que el Gobierno de Vivas les escuche y haga de interlocutor: “Consideramos que ellos nos van a entender mejor, lo viven de primera mano, ellos también tienen gente como nosotros que trabaja con ellos”.

Rachida, portavoz del grupo, —no su líder, puntualiza corrigiendo a los medios de comunicación que la sitúan como cabecilla— recuerda a la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, que en las repatriaciones no pudieron salir todos los 

Los transfronterizos, desesperados: “Un inmigrante arregla su situación en seis meses, nosotros llevamos año y medio”