FONDO COVID

El MEFP pide a la Ciudad "todo el dinero que pueda" y Rontomé cifra lo comprometido ya en 4,8 millones

El MEFP pide a la Ciudad "todo el dinero que pueda" y Rontomé cifra lo comprometido ya en 4,8 millones
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
De Alba reclama a la Administración local que "siga mostrando sensibilidad" en el uso de los 7 millones que recibirá del tramo del Fondo COVID estatal repartido con criterios educativos para ayudar a suturar la brecha digital, que afecta a unos 7.000 estudiantes, y Rontomé recuerda que el dinero "no es finalista", aunque no cierra la puerta a colaborar por otra vía que no sea la del Decreto de Emergencia.

El director provincial del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP), Juan Bosco de Alba, ha pedido este viernes a la Ciudad Autónoma que "siga mostrando sensibilidad" pese a carecer de competencias a la hora de utilizar los 7 millones de euros que va a recibir del Estado dentro del tramo del Fondo COVID repartido con criterios educativos para poner más dinero con el objetivo de suturar la "brecha digital" del alumnado caballa, en el que se calcula que uno de cada tres estudiantes, unos 7.000, carecen de herramientas informáticas o conexión Internet para seguir las clases a distancia.

El consejero de Educación, Carlos Rontomé, ha cifrado en "casi 5 millones de euros" la aportación económica comprometida por la Ciudad ya para poner recursos humanos y materiales al servicio del mejor inicio del curso posible, pero ha descartado poder incluir en el Decreto de Emergencia que dará amparó a ese desembolso la compra de ordenadores, tabletas o conexiones a Internet.

Esa cantidad se reparte entre la incorporación de personal sanitario de Cruz Roja a los centros, 306.000 euros para tres meses hasta que arranque el Plan de Empleo de la Ciudad, cuyos 3,2 millones de euros se dedicarán íntegramente a ese propósito; 400.000 para comprar termómetros, mascarillas, hidrogeles y nebulizadores; 168.000 euros para un servicio de desinfección y reforzar la limpieza de IES y concertados; y 600.000 para ampliar la limpieza de los CEIP, que sí es competencia municipal, durante todo el curso.

En ese paquete "noo puede entrar el ámbito de Nuevas Tecnologías, como pretende el MEFP, porque la brecha digital es una cuestión estructural y nos encontraríamos con problemas hasta jurídicos, pero sí estamos dispuestos a colaborar en el marco de programas como Red.es de convenios con las Autonomías", ha ofrecido una alternativa.

De Alba ha dicho que "somos conscientes de las dificultades financieras de la Ciudad y agradezco su apoyo para contar con Protección Civil, Cruz Roja y la Policía Local en la vuelta a las clases, así como para reforzar los servicios de limpieza y desinfección, pero vamos a seguir insistiendo en que es vital que con gran parte de ese dinero, con lo que pueda, siga mostrando sensibilidad para prepararnos para la brecha digital, para hacer una inversión como la va a hacer el Ministerio", ha indicado.

rontomé carlos portavoz

Rontomé ha advertido de nuevo que los 7 millones del Fondo COVID "no son finalistas para Educación, como poner el BOE para cualquiera que sepa leer y como ha dicho la ministra de Hacienda y a mí el director general de Planificación del MEFP".

"Es el momento de unirnos"

De Alba ha subrayado que "ahora es momento de unirnos para que los centros estén lo mejor posible" y ha recordado que el MEFP "va a poner su parte con un aumento del cupo y las contrataciones". "Tampoco tengo dudas sobre cómo se está moviendo la Ciudad porque vamos a coordinar los Planes de Empleo, algo extraordinario, y va a publicar un Decreto de Emergencia, pero con todo ese dinero podemos ayudar a que nuestros niños estén en mejores circunstancias", ha incidido.

Según el director provincial, "están llegando los recursos y ahora debe haber voluntad política para que vayan a nuestras escuelas: creemos que la Ciudad va en esa dirección con todo los matices porque tiene muchísimas necesidades, pero debemos seguir negociando medios digitales e informáticos, todos los que podamos, acompañamiento, refuerzos en los comedores escolares (más vitales con la frontera cerrada), la atención a necesidades educativas especiales". "No es gasto, es inversión en el futuro de la ciudad", ha resumido.

El MEFP pide a la Ciudad "todo el dinero que pueda" y Rontomé cifra lo comprometido ya en 4,8 millones