III PREMIO DOCTORA SORAYA

Haduch Abdeselam hace bueno el Doctora Soraya: “Mi trabajo lo voy a hacer igual con o sin premio”

Haduch Abdeselam hace bueno el Doctora Soraya: “Mi trabajo lo voy a hacer igual con o sin premio”
Los diputados de MDyC con los reconocidos en esta III edición del Premio Doctora Soraya
Los diputados de MDyC con los reconocidos en esta III edición del Premio Doctora Soraya

Si el espíritu del premio Doctora Soraya es reconocer a mujeres o entidades que de forma desinteresada ayuden a los demás en honor al espíritu con el bregó en vida la doctora, la galardonada de este año, la voluntaria de la Asociación Española Contra el Cáncer, Haduch Abdeselam, lo ha hecho bueno al mostrarse agradecida y emocionada por el galardón para acto seguido volver a centrarse en su labor y asegurar que será “la misa con premios y sin premios” y seguirá así con su encomiable labor.

“Mi trabajo me gusta desde chica. No por ser premiada lo voy a hacer mejor, lo voy a hacer como soy yo, sin premio o con premio. No hace falta que me regalen, ni me premien, ni me hagan popular. Me gusta mi trabajo; lo siento con todo el amor del mundo, con todo el cariño y me gusta ayudar a los demás”, ha explicado tras recoger el galardón este viernes en la Biblioteca Pública de Ceuta.

“El espíritu del premio Doctora Soraya reconoce públicamente la labor que hacen muchas mujeres en Ceuta, digo mujeres porque hasta la fecha creo que la inmensa mayoría de las candidaturas que se presentan son de mujeres, pero nosotros realmente el espíritu es premiar a personas o entidades que aporten su granito de arena a la sociedad luchando altruistamente por los demás, que es lo que hacía la Doctora Soraya”, ha explicado la líder del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC), Fatima Hamed.

Para Hamed luchar por los demás “es la forma de construir una Ceuta mejor”, según ha arengado a los suyos en un reconocimiento que este año ha tenido un capítulo aparte para el fallecido creador de Enfermos Sin Fronteras, D. Mohamed

Mohamed Abdeselam. Al que se le ha rendido homenaje, precisamente por su labor desinteresada en pro de los demás.

Y con ese espíritu ha explicado Hamed que el reconocimiento cayera en su tercera edición en Haduch Abdeselam. “es voluntaria de la Asociación Española Contra el Cáncer desde hace muchísimos años y por el papel que desempeña altruistamente, incluso fuera de su horario de voluntariado, desplazándose a domicilio, acompañando al hospital, viajando a otros lugares de la península… Hace una labor encomiable”

Tan encomiable que a veces pasa factura, como ella misma ha reconocido; y ahí sí, el premio supone un soporte anímico bienvenido. “En mi trabajo me vengo para abajo. Cuidar gente en fases terminales, les cojo cariño y se me mueren, entonces yo me encierro un poquito, me evado, reflexiono y en el día a día hay personas que me necesitan, me digo: se me ha ido este paciente, pero hay otro enfermo que me está necesitando y arranco, pero lo paso mal también. Es un trabajo muy duro, pero hay que luchar y seguir para adelante y ayudar a todo el que necesite de mi ayuda”, ha explicado Abdeselam.

Haduch Abdeselam hace bueno el Doctora Soraya: “Mi trabajo lo voy a hacer igual con o sin premio”