La [email protected] Party deja pequeño el Campoamor y agota la potencia
Panorámica del Campoamor nada más iniciarse el evento, cuando aún no habían llegado todos los participantes

- El evento organizado por Jóvenes Caballas y Septem Frates llena todas las plazas y deja gente fuera por falta de potencia

- Desde este jueves hasta el domingo los videojugadores ceutíes disfrutan al máximo en el polideportivo de la avenida de África, a pesar del calor


Más de 3.000 euros en premios en juego, 150 participantes y sin ventiladores por falta de potencia en la red eléctrica. Por delante “4 días de pura diversión”, en palabras de uno de los responsables del evento, Alberto Illescas, de Septem Frates. Ha arrancado la [email protected] Party, este jueves. Un sueño consolidado en tiempo récord. Un evento que abandonó el Gobierno de la Ciudad Autónoma y dejó de organizar y que retomó Jóvenes Caballas a petición de los afiliados y en colaboración con Septem Frates en 2013. Cuatro ediciones después de aquella experiencia inicial en el salón del edificio sindical el evento ha dejado pequeño el polideportivo Antonio Campoamor, apuntalando la cita de los videojugadores locales, y recibiendo peticiones para seguir creciendo de los que se quedan fuera.

“Ya no se puede apuntar nadie más. Hemos tenido que dejar gente fuera. Satisfechos al cien por cien. No esperábamos esta respuesta, pero parece que el espíritu de los ‘gamers’ ceutíes está vivo”, lanzaba a la prensa con una sonrisa de oreja a oreja Illescas.

A su lado, Andrea Buscató, responsable de Asociacionismo de Jóvenes Caballas, repasaba más metódica lo que hay que mejor: “Calor”. Y es que el evento ha dejado pequeño el Antonio Campoamor. Falta potencia en la red de suministro eléctrico y no se podrá tirar de ventiladores durante todo el evento. Aunque ante la duda de sudar o jugar: “Los ‘gamers’ elegimos morir de calor. Lo bueno que tenemos es que tenemos playas por todos los lados, si nos morimos nos hacemos una visita a la playa”, sentencia Buscató.

Eso o una ducha en alguna de las 35 repartidas en tres vestuarios que los jugadores tienen a su disposición.

Si el año que viene la Ciudad concede más potencia al evento, la organización quiere crecer. Público hay. Se han dejado fuera a algunos, de los que querían competir por los 200 euros que esperan al ganador de cada uno de los 5 torneos que hay previstos. Además 800 euros se llevará el ganador de la [email protected] Party 2016 y se ha echado el resto en un torneo de League of Legend. Ahí el ganador se embolsará 750 euros, el segundo se llevará 500 y el tercero 250 euros. En total, más de 3.000 euros en premios, que son posibles gracias a una importantes lista de patrocinadores, que también se ha cerrado a peticiones de apoyo de última hora.

Entre los que sí están figuran App Informática Infocon, Qreativos, Parque Marítimo, Olivander, Z-Bitt y Atrium, Cannon, Little Cake Shop, los medios de comunicación El Pueblo de Ceuta, Ceuta Actualidad y ceutaldia.com y también las organizaciones juveniles de UGT y CCOO.

Mención a parte para la Casa de la Juventud y Septem Frates. “Lo más positivo es primero el apoyo de la Casa de la Juventud que siempre que necesitamos su ayuda están ahí guiándonos y orientándonos por el mejor camino, las personas que trabajan allí trabajan incansablemente al cien por cien y siempre están allí; y el apoyo de Septem Frates, de Abel Villejas. Esperamos que sea la primera de muchas”, evalúa en la parte más positiva Buscató, que reconoce haber dormido poco en la última semana preparando el evento.

Ahora sólo falta que todo vaya rodado y que disfruten todos mucho hasta el domingo que se cerrará la edición con una macropaella, “este año para 150”, apunta aún incrédulo ante la cifra y sin visualizar el tamaño de la paellera Illescas.

No estará por falta de presupuesto el youtuber ceutí previsto inicialmente en el programa. Otro año será. Quizás para entonces las chicas hayan igualado a los chicos en el número de participantes de 4 el pasado año a 25 este.

 

La [email protected] Party deja pequeño el Campoamor y agota la potencia