MARRUECOS

Los marroquíes atrapados en Ceuta por el estado de alarma esperan su repatriación “en cualquier momento”

Los marroquíes atrapados en Ceuta por el estado de alarma esperan su repatriación “en cualquier momento”
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.

Tal y como adelantó Ceuta al Día este viernes, Marruecos viene trabajando para la repatriación de sus ciudadanos varados en España, también en las dos ciudades autónomas, que se llevará a cabo en los próximos días aunque aún sin fecha. Los marroquíes acogidos provisionalmente en el Pabellón de La Libertad tras verse bloqueados en Ceuta por el decreto de Estado de Alarma ante la pandemia de la COVID-19, viven en un compás de espera. Han recibido ya el aviso para que estén preparados y tengan listo su equipaje, porque “en cualquier momento” Marruecos puede llevar a cabo en Ceuta la misma operación de repatriación de sus conciudadanos que llevaron a cabo este viernes con los que habían quedado atrapados en Melilla. 

También esperan el aviso en la Delegación de Gobierno en la ciudad autónoma, aunque, de momento, no hay confirmación alguna por parte del Reino Alauí. Eso sí, subrayan que cualquier traslado de ciudadanos marroquíes de vuelta a su país --más aun a través de una frontera cerrada por estado de alarma hasta mediados de junio-- ha de hacerse “en cualquier caso” por conducto oficial, a través de la Delegación de Gobierno y siempre con la participación de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Al igual que se ha hecho en Melilla, insisten. 

“Hay preparativos, aunque el día y la hora no se conocen, puede ser en cualquier momento”, adelantan desde Residentes Ceuta

Preparativos en marcha

Desde la Asociación Residentes Ceuta, su presidente Abdelmalik Mohamed confirma a Ceuta al Día que ya están los preparativos en marcha. “Hay preparativos, aunque el día y la hora no se conocen, puede ser en cualquier momento”, avisa. El protocolo para su acogida en el país vecino está también perfilado. Según ha podido saber Residentes Ceuta, se baraja su traslado a Tánger y la zona más cercana de Tamuda Bay donde en un primer momento serán serán acogidos en hoteles.

Aunque el foco mediático y, sobre todo, político, está puesto en las alrededor de 200 personas acogidas en el Pabellón de La Libertad en su mayoría, así como varios grupos repartidos por la mezquita de Arcos Quebrados y locales sociales de Miramar y el Príncipe, la cifra exacta de ciudadanos marroquíes, muchos de ellos trabajadores transfronterizos, es indeterminado y difícil de calcular, pues incluye a aquellos que han debido pasar el confinamiento alojados en casas de familiares, amigos o incluso de sus propios empleadores, como ha sucedido en el caso de muchas empleadas de hogar marroquíes. 

Lo único casi seguro es que son muchos más que los alojados en La Libertad, convertida en un foco de tensiones con enfrentamientos con las fuerzas policiales y los servicios de seguridad, entre los propios acogidos, entre los que hay un grupo de toxicómanos y entre el Gobierno de la Ciudad y la Delegación de Gobierno a cuenta de a quién compete la atención y manutención de estas personas, que a juicio del Ejecutivo del PP y secundados por Vox, son inmigrantes y por tanto competencia del Estado, aunque haya sido la Ciudad quien haya corrido con los gastos.

En el caso de Melilla, fue Marruecos quien trasladó a la Delegación de Gobierno en la ciudad autónoma el listado de 200 marroquíes, de los que 130 pasaron este mismo viernes, a la espera de localizar los restantes, según informa Europa Press. Los reclamados por Marruecos no son todos los marroquíes atrapados en Melilla, que cuenta con alrededor de 300, a los que, como en Ceuta, habría que sumar todos aquellos que están fuera del radar de la Administración, alojados en casas particulares.

Además de los ya trasladados desde Melilla, otros 300 marroquíes bloqueados en la ciudad autónoma podrán regresar a su país en una segunda fase, según informa la agencia Efe, citando fuentes oficiales marroquíes. El plan es trasladar a los repatriados hacia la ciudad turística de Saidia, a unos 80 kilómetros al noreste de Nador, para que pasen la cuarentena en hoteles.

Los marroquíes atrapados en Ceuta por el estado de alarma esperan su repatriación “en cualquier momento”