CENTROS "ABIERTOS"

SAMU rechaza las acusaciones de intrusismo: no ha "sustituido" vigilantes, sino prescindido de ellos

SAMU rechaza las acusaciones de intrusismo: no ha "sustituido" vigilantes, sino prescindido de ellos
movilización intrusismo seguridad privada
Imagen de la movilización de este lunes.
La Fundación explica que ha suprimido "paulatinamente" la carga de personal de seguridad "porque sus funciones no encajan dentro del modelo de gestión de un centro abierto donde debe primar ante todo la educación frente a modelos basados en la represión".

La Fundación SAMU ha rechazado este lunes las acusaciones de "intrusismo laboral" que le vienen imputando los sindicatos UGT y CCOO en relación con el servicio de vigilancia de seguridad privada. "No se ha sustituido a los que trabajaban en los centros que gestionamos en Ceuta, sino que ha suprimido paulatinamente la carga de personal de seguridad porque sus funciones no encajan dentro del modelo de gestión de un centro abierto" como el de Piniers "donde debe primar ante todo la educación frente a modelos basados en la represión", ha explicado.

"Desde nuestro mayor respeto a la labor de los sindicatos en defensa de los derechos de los trabajadores, nos vemos obligados, una vez más, a desmentir las acusaciones realizadas por intrusismo laboral que se recogen en diversos medios de comunicación a raíz de la manifestación celebrada en Ceuta y convocada por los sindicatos", ha explicado SAMU en un comunicado.

La Fundación ha defendido que su actuación "debe estar orientada, por encima de cualquier otra consideración, a la integración de las personas acogidas y la presencia innecesaria de personal de seguridad, lejos de favorecerla, fomenta prejuicios sobre los menores migrantes, al transmitir una sensación de conflictividad que ni es deseable ni se ajusta a la realidad".

"Somos una entidad socialmente comprometida con la creación de empleo y estamos realizando un gran esfuerzo para formar personal local con el que dotar convenientemente las plantillas de los centros en Ceuta", ha resumido.

SAMU rechaza las acusaciones de intrusismo: no ha "sustituido" vigilantes, sino prescindido de ellos