Acemsa decide parar el cuarto bastidor de la desalinizadora durante una semana


Acemsa decide parar el cuarto bastidor de la desalinizadora durante una semana

- Un nuevo informe de la empresa pública justifica la decisión

- La aportación de los recursos naturales en los últimos dos meses equivale a la producción de la planta durante 110 días

Acemsa ha comunicado a la empresa que explota la desalinizadora, la UTE IDAM-Ceuta, su decisión de parar la producción del cuarto bastidor de la planta. La medida se prolongará durante una semana y se ha adoptado siguiendo la recomendación de un nuevo informe elaborado por la empresa municipal ante la situación actual, con los dos embalses al cien por cien de su capacidad y previsiones meteorológicas que apuntan a que en los próximos días continuarán las “intensas” precipitaciones que se están registrando en las últimas fechas.

Una vez notificada la decisión, la empresa deberá readaptar la planta, de modo que los técnicos de Acemsa estiman que en un plazo de no más de 48 horas se podrá parar uno de los cuatro bastidores. La medida se adopta según la Ciudad "en aras a la economía de la empresa y, por tanto, del ciudadano, ya que la persistencia de las precipitaciones sigue obligando a desembalsar agua de los pantanos, ante la mayor aportación que recogen las fuentes naturales, es decir, las cuencas propias, manantiales y el Arroyo de las Bombas".

Sólo en los meses de diciembre y enero pasados, estas fuentes han aportado a los embalses 2,44 millones de metros cúbicos, el equivalente a 110 días de producción de la desalinizadora al cien por cien de su capacidad. Y es que en estos meses se ha registrado una pluviometría de 717 litros por metro cuadrado, más del triple de la medida de los últimos 50 años (228 litros por metro cuadrado) De este modo, con esta medida, tal y como se recoge en el informe de Acemsa, se pretende “aprovechar al máximo” los recursos naturales. Esta posibilidad ya se apuntaba en el anterior informe, realizado hace dos semanas y firmado al igual que éste por el director gerente de Acemsa, Manuel Gómez Hoyos, el director general técnico de la sociedad municipal, Pedro Sierra, y el director técnico de Abastecimiento, Diego Pérez.

Medida con garantías

En este documento se establecía que “se podría estudiar y proponer” la paralización de algún bastidor de la planta “si la pluviometría sigue produciéndose y se mantienen las mismas condiciones de producción de las fuentes naturales que permitan el mantenimiento de los embalses al 100% de su capacidad”. Eso sí, para ello se debían realizar los debidos “informes técnicos justificativos”, como el que se acaba de redactar. No obstante, la decisión de parar un bastidor de la planta durante una semana no es incondicional. Se realizarán controles diarios de todos los aspectos de los que dependen el abastecimiento de agua, como el consumo, las precipitaciones, los aportes naturales y las producciones de la desalinizadora y de la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable).

Así, abunda el informe, se podrá “corregir cualquier desviación” que haga que varíen las premisas por las que se ha tomado esta medida. La decisión, por tanto, no es inamovible, y todo dependerá de la evolución de los factores antes señalados. Estas variables determinarán si la medida se prorroga o, por el contrario, se reanuda la actividad del cuarto bastidor de la planta. Y todo ello teniendo en cuenta que el objetivo que marcará la decisión sigue siendo que a mediados de abril, con el inicio de la temporada de estiaje, los embalases continúen estando al cien por cien de su capacidad, como ocurre en la actualidad.

Acemsa decide parar el cuarto bastidor de la desalinizadora durante una semana