PRESENTACIÓN

El cable submarino es “algo que no se ha hecho en ninguna otra parte del mundo”

El cable submarino es “algo que no se ha hecho en ninguna otra parte del mundo”
Presentación del proyecto de cable eléctrico submarino.

El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, y la presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, han presentado este jueves el proyecto del cable submarino que tiene una ambiciosa fecha de puesta en servicio para el 2025, y en palabras de Corredor: “Es algo que no se ha hecho en ninguna otra parte del mundo” y “supondrá mejorar por cuatro el servicio para los ceutíes” en calidad y estabilidad.


Después de muchos años de espera, desde aquel 2012 en el que se anunció originalmente el proyecto, el cable eléctrico submarino está a punto de convertirse en una realidad. 

Este proyecto de interconexión considerado una infraestructura estratégica de país ha sido presentado durante la mañana de este jueves, en el salón de actos del Campus Universitario, por Red Eléctrica Española (REE), contando con la presencia de la delegada del Gobierno y del presidente de la Ciudad Autónoma. 

La presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, ha destacado que este proyecto “no se ha hecho en ninguna otra parte del mundo” situando a REE como pionera, y asegurando que mejorará la calidad y estabilidad del servicio para los ceutíes hasta cuatro veces.

Esa es su misión ahora, ha recalcado, al otro lado del Estrecho, explicar el proyecto de forma que los habitantes del Campo de Gibraltar entiendan que supone mejorar también sus vidas. “Si no lo entienden es que no hemos sabido explicárselo bien”, ha subrayado Corredor. 

Palabras en alusión a la fuerte resistencia en La Línea y San Roque -municipio donde está instalada la subestación para la conexión eléctrica- al proyecto.

Corredor también ha asegurado que con esa mejora en la calidad del servicio acaba para Ceuta el tener que sufrir 6 cortes anuales y surgirán, con la estabilidad, posibilidades de desarrollo industrial y empresarial.

El proyecto

Ángel Mahou, director general de Transporte de REE ha detallado este proyecto de casi 69 kilómetros de trazado, que permitirá el transporte de energía eléctrica de 132 kV en un doble circuito, empleando las tecnologías más modernas. El cable empleado es el más avanzado, seco, y blindado para evitar rupturas. Y las subestaciones emplearán una tecnología denominada GIS, más compacta, robusta y que permite instalarse en menos espacio.

Todo el proyecto, que se ha ido renovando con el paso de los años, se he realizado con el objetivo de “impacto cero”, ambiental y social. La totalidad del cable estará soterrado o será submarino. Se pretende que no afecte ni al medio ambiente, la fauna, los caladeros de pesca y los buques que faenan, como tampoco a las poblaciones, ni al patrimonio histórico.

El trazado submarino estará a 900 metros de profundidad, mientras que los puntos de entrada en el mar, se realizarán unas perforaciones verticales desde microtuneles a ambos lados del estrecho para garantizar ese “impacto cero”.

El coste del proyecto es de 221 millones de euros, pero Mahou ha destacado que permitirá un ahorro anual de 30 millones por lo que amortizará la inversión en 8 años. 

Además, permitirá que los ceutíes disfruten de las mismas condiciones de energía que el resto de españoles, abaratando costes y con un mix energético más limpio y descarbonizado, puesto que el 89% de esta proviene de renovables.

El trazado

En Ceuta la nueva subestación “Virgen de África” estará situada al costado de la actual central térmica de electricidad, el cable empleará el antiguo túnel ferroviario de Salas -que necesita una importante remodelación- para evitar afectar al patrimonio histórico, para llegar a la playa del Chorrillo soterrado durante 490 metros. En esa zona se realizará una perforación vertical con un microtunel, para que cuando el túnel salga al mar esté a 17 metros de profundidad.

A través del estrecho el cable estará a 900 metros de profundidad, recorriendo un trazado de 59 kilómetros, para evitar los múltiples accidentes geológicos, y alejarse de caladeros y zonas sensibles.

En Cádiz, seguirá un proceso similar con soterramiento de un kilómetro tras un microtunel de 12 metros de profundidad, hasta llegar a la subestación Algeciras, situada en San Roque, donde se empleará tecnología GIS para construir dentro de la nave existen el centro de transformación.

Red Eléctrica también ha asegurado que al finalizar la obra –idealmente en 2024– no se notará la presencia del cable, y se instalará zonas ajardinadas para mejorar el aspecto de las subestaciones, que también contribuirán a la formación y creación de empleo en ambas zonas.

El cable submarino es “algo que no se ha hecho en ninguna otra parte del mundo”