MIGRACIÓN

Un palco privilegiado para ver pasar medio millón de pardelas cenicientas

Un palco privilegiado para ver pasar medio millón de pardelas cenicientas
Prismáticos ornitología  avistamiento-1
Prismáticos ornitología avistamiento-1
Toda la población de este ave pelágica que habita en el Mediterráneo pasa por Ceuta en su largo viaje al sur. La pardela solo cria en España en Canarias y en Chafarinas.

Cada otoño, más de medio millón de pardelas cenicientas (Calonectris diomedea) pasan volando bajo, pegadas al mar siguiendo la línea de la costa de Ceuta en su largo viaje al sur del continente Africano para pasar allí el invierno. Han pasado la primavera y el verano en el Mediterráneo, en las islas Chafarinas, y en su camino de regreso al calor africano podrían perfectamente atajar y adentrarse directamente en el Atlántico desde Cabo Negro, pero, pese a ser aves pelágicas que solo se acercan a tierra para nidificar, las pardelas prefieren seguir este camino, bordeando el litoral, pegaditas a Ceuta, convirtiendo a la playa del Desnarigado en un palco privilegiado para contemplar su paso.

Jornadas de avistamiento de la pardela cenicienta-6

Allí, en la Cala del Desnarigado, oteaban este domingo el horizonte una decena de personas, convocadas por la Sociedad de Estudios Ornitológicos de Ceuta para presenciar este espectáculo y seguir el conteo. De hecho, durante muchos años se estimaba que había en el Mediterráneo cerca de 150.000 pardelas cenicientas, una estimación que un ornitólogo ceutí, José Jiménez, puso en duda en 1995. Sus cálculos, a pie de playa del Desnarigado, apuntaban a más de medio millón. Imposible, desecharon expertos de la Península. Pero el tiempo terminó dándole la razón. Entre 2005 y 2010 se realizó un censo de aves marinas y se descubrió una enorme colonia en un islote con más de 100.000 parejas y su descendencia. Los cálculos realizados desde Ceuta eran exactos. Hoy se contabiliza el paso por el Estrecho de más de medio millón de ejemplares, sin contar las que viajan de noche.

“La importancia de Ceuta es que, en su migración, casi toda la población que hay en el Mediterráneo pasa por aquí”, explica el presidente de la Sociedad Española de Ornitología, Joaquín López. Y con ese “aquí” no se refiere al Estrecho sino concretamente a aquí donde estamos, a apenas unos centenares de metros de la playa del Desnarigado. “Es muy curioso, los días de buena visibilidad ves cómo aparecen por Cabo Negro y podrían lanzarse en línea recta al Atlántico pero no, bordean la bahía sur”, explica. Las razones no están claras, para Joaquín es “una cuestión de querencia”, quieren ir al sur y procuran no desviarse de su rumbo sin alejarse del mar, su hábitat. “Ellas van viajando hacia el sur y cuando se encuentran con el obstáculo de la costa la rodean”.

Jornadas de avistamiento de la pardela cenicienta-2

La población mediterránea utiliza cuatro áreas de invernada diferenciadas, que son la corriente de Canarias, las aguas de Angola y Namibia, las aguas del Atlántico central y el golfo de Guinea, según un ambicioso estudio realizado en 2018 por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), junto con el Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio) de la Universidad de Barcelona y el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), que reveló por primera vez la ruta que sigue la pardela cenicienta por el océano Atlántico y el mar Mediterráneo a lo largo del año. “Ahora bajan pegadas a la costa africana y vuelven más cercano ala costa americana, aprovechando las corrientes del atlántico”.

Pardela cenicienta. Foto SEO

La pardela solo cria en España en Canarias y en Chafarinas. “Aquí no cría, no hay espacio, Ceuta es para la pardela un lugar de paso, la podemos ver durante casi todo el año, menos los meses de diciembre y enero, cuando toda la población esta fuera del Mediterráneo. Y en este mes anterior (a la migración) es fácil verlas pescando volaores y otros peces pequeños asociados con delfines, con atunes, es un espectáculo, son días para estar ahí y tener la suerte de verlo, pero en el paso seguro que las vas a ver, por eso estamos hoy aquí”.

Jornadas de avistamiento de la pardela cenicienta-4Jornadas de avistamiento de la pardela cenicienta-5

La migración, a su paso por Ceuta, se desarrolla, aproximadamente, del 15 de octubre al 15 de noviembre. “Esta semana y la siguiente son las semanas centrales”, advierten. El pasado otoño llegaron a contar casi 30.000 pardelas desde el Desnarigado en una sola jornada. “Eso si se hace una media y se extrapola quiere decir que ese día pasaron más de 100.000 pardelas”

Si se ha quedado con ganas de asomarse al Estrecho y disfrutar de un espectáculo único, la siguiente y última cita para sumarse a estas jornadas de alistamiento será el próximo 6 de noviembre de 9 a 11 de la mañana en la Playa del Desnarigado, "posiblemente el mejor lugar del mundo para observar la migración de esta ave marina”.

Un palco privilegiado para ver pasar medio millón de pardelas cenicientas