FASE ABIERTA

El PMUS planteará mejoras en el bus para que los ceutíes contaminen menos con el coche

El PMUS planteará mejoras en el bus para que los ceutíes contaminen menos con el coche
pmus presentacion
Enrique Huertas durante la presentación.
El Plan está finalizando la fase de diagnóstico y antes de pasar a la de proponer soluciones está abierto a las aportaciones ciudadanas a través de la web pmusceuta.es Tiene un plazo breve de dos semanas

Si el autobús urbano de Ceuta tenía pocos problemas, le viene el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Desde Procesa trabajan con la consultora Buchanan desde el pasado verano en dar luz a un documento que debería tener una vigencia de 10 años y cuyo objetivo es calendarizar, programar y ejecutar acciones y políticas que hagan de Ceuta una ciudad más sostenible en sus desplazamientos. Y de momento, aún en fase de diagnóstico, la cosa parece clara: se usa mucho, en exceso el coche, los ceutíes deberían caminar más y usar más el bus. 

“El transporte público colectivo no se usa lo que debería usarse por cuanto no representa una alternativa real al automóvil. Los tiempos de viaje y los costes de desplazamiento y la facilidad de encontrar un aparcamiento facilitan que se usen más el automóvil. Hay mucho que hacer. Para una ciudad del tamaño de Ceuta el transporte público debería jugar un papel más significativo”, ha explicado Enrique Huertas, el director gerente de la consultora que ha estado trabajando en el diagnóstico de este PMUS que se ha presentado este lunes en la Biblioteca.

¿Qué hace falta para que los ceutíes usen más el autobús urbano y menos el coche? “Lo primero es que tenga unas frecuencias adecuadas, el nivel de servicio, la calidad del propio vehículo, la fiabilidad que representa nos permitan considerarlo una alternativa real. Si en lugar de esperar 20 minutos o como ocurre muchas veces ni siquiera sabemos cuándo viene porque no hay información en tiempo real sobre el autobús, esa incertidumbre hace que el transporte público sea muy poco atractivo. Cambiar esa situación es clave para propiciar ese mayor uso”, ha ahondado Huertas.

Dicho de otro modo, lo que más o menos sabía todo el mundo y acertó a decir Manuel Hernández en el pasado Pleno del viernes: “el autobús en Ceuta es tercermundista”. Y como es tercermundista, las frecuencias son excesivas para el recorrido que realizan las líneas, las rutas son las mismas que hace demasiadas décadas, probablemente Ceuta es la de las pocas capitales que no cuenta con una app que informe en tiempo real del paso del bus, etc, etc, el ceutí no ve en el bus una alternativa para desplazarse y se usa mucho menos que lo esperable para una ciudad de estas dimensiones. Y ante ese diagnóstico que se recoge ya en el PMUS cabe preguntarse ¿Está la empresa que explota la concesión pública del servicio en quiebra por el cierre de la frontera o por no haber aportado ni un sólo ápice de mejora al servicio en los últimos lustros?

Pero ojo, que lo que ya propone Huertas dentro del PMUS que viene es que se planifiquen políticas integradas para mejorar esa movilidad urbana, para arrancar al ceutí del volante, echarlo a andar, a a pedalear o a las marquesinas. ¿En esas políticas integrales está pensando el Gobierno con la licitación del nuevo pliego pendiente desde la pasada legislatura para solventar no ya los problemas del servicio público de bus sino de la movilidad en la ciudad? Pr´ximamente.

Falta planificación integrada en los diferentes sectores que operan en la movilidad ha apuntado el consultor. Es la tendencia en Europa, reconocer y asumir que el coche ha tenido demasiado peso en nuestras vidas urbanitas, que las ciudades se han planificado hasta hoy para el coche y no para el peatón y eso pasa factura. Medioambiental por el mayor consumo de energía y la mayor emisión de gases. Y finalmente factura en salud, física, sí, pero también mental, ha explicado Huertas.

Y el PMUS ha venido para eso, para “proponer alternativas y estrategias que alineadas con unas líneas de actuación concretas e integradas sean capaces de reconducir (que bien traído) esa situación y evitar que en el futuro tengamos esa sobre dependencia por el uso del automóvil”, ha alumbrado Huertas.

Se usa en exceso el automóvil, pero no mire sólo al bus. Los ceutíes viven en una ciudad suficientemente bien dimensionada como para hacer la mayoría de sus desplazamientos a pie o pedaleando en bici. Pero prefieren el coche.

El PMUS planteará mejoras en el bus para que los ceutíes contaminen menos con el coche