Los socialistas pedirán al Pleno que proteja y regenere los arroyos de Calamocarro y el Infierno


Los socialistas pedirán al Pleno que proteja y regenere los arroyos de Calamocarro y el Infierno

- Los ecologistas creen que se trata de dos zonas de gran valor ecológico y que llevan demasiado tiempo abandonadas a su suerte por las instituciones

- El PSOE reclama que se les declare Zona Especial de Protección de Aves

El Grupo Parlamentario Socialista propondrá, en el próximo Pleno de la Asamblea, la creación de un plan de intervención urgente que regenere y garantice la biodiversidad en las zonas de tramo final del Arroyo de Calamocarro y el Azud del arroyo del Infierno, consensuando las medidas con los técnicos municipales y las asociaciones conservacionistas de la ciudad.

La propuesta viene motivada por las denuncias realizadas por asociaciones conservacionistas y medioambientales ceutíes, quienes aseguran, según recoge el PSOE en su propuesta, que se trata de dos puntos negros que llevan sufriendo la desatención institucional demasiado tiempo, siendo entornos naturales de un gran valor ecológico por su alta biodiversidad y su gran valía como puntos de hábitat y paso de aves autóctonas así como migratorias.

La importancia de ambos enclave aparece incluso subrayada en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Sin embargo, carecen aún de la condición de Zonas Especial de Protección de Aves (ZEPA) y las estadísticas aportadas por los expertos del área reflejan un grave ascenso en la mortandad y un fuerte descenso anual en el número de especies censadas.

Los socialistas apuntan que, en el caso de la pequeña presa existente en el tramo final del arroyo del Infierno, “muchas son las sospechas de que existan focos de contaminación en el agua, causa más que probable de la aparición de múltiples ejemplares muertos en los últimos años”.

En cuanto al arroyo de Calamocarro, la zona aún sufre las consecuencias pasadas de los efectos de las riadas, los trabajos de limpieza no consensuados con los técnicos medioambientales y el incendio de 2004.

En suma, “dos zonas de elevadísima importancia ecológica para la ciudad que sufren una severa degradación y que ponen en serio peligro la continuidad y futuro de la preciada fauna y flora existentes hasta hace pocos años en ambos puntos”, aseveran desde el GPS.<

Los socialistas pedirán al Pleno que proteja y regenere los arroyos de Calamocarro y el Infierno