Caballas reprocha al PP haber convertido la Ciudad en "un deleznable espectáculo de corrupción"


Caballas reprocha al PP haber convertido la Ciudad en "un deleznable espectáculo de corrupción"

- Ali y Aróstegui dibujan un "responsable", amplio y detallado balance de la década del PP en el poder reprochándole haber convencido a la juventud de que "para trabajar o prosperar hay que ser un pelota"

- La coalición critica el "desenfoque de prioridades" del Ejecutivo por su tendencia al "despilfarro" y al "enchufismo"

“La peor herencia que van a dejar Vivas y el PP de su paso por el Ejecutivo es la crisis de valores que supone el hecho de que todos los jóvenes y todos los emprendedores de Ceuta sepan que para trabajar en esta ciudad o para triunfar en los negocios hay que ser un pelota del Gobierno”. Esa es la crítica más sonora que los líderes de la coalición Caballas han hecho este jueves de los diez años de Vivas en el poder que los Populares celebrarán este viernes por la tarde en el Parador La Muralla.

“Con el paso de los años se ha instaurado un régimen con apariencia de amabilidad y feroz contundencia en los hechos que obliga a los ceutíes a ser mudos en la crítica y sumisos por temor al Gobierno, que se ha convertido en una trituradora que deja escaldado al que no acata sus reglas”, ha prolongado Aróstegui, quien ha advertido de que “aterra pensar en el año 2020, cuando crezca esta generación adoctrinada para no sentirse ciudadana”.

Esa “crisis de valores”, ese “modelo contaminado de los peores valores”, que han dibujado ante los medios Ali y Aróstegui se consuma en múltiples ámbitos de la vida política. Según Caballas el Gobierno de Vivas es “el campeón del enchufismo de toda Europa”: “Todo el mundo sabe que en la Administración local y en las empresas municipales se entra de manera sospechosa y sólo si vienes de determinado sitio, del PP”, han apuntado antes de lamentar que “el documento que podría evitarlo, la RPT, no se ha aprobado en una década”.

“La Contratación, y esto no sólo lo decimos nosotros sino también el Tribunal de Cuentas, se realiza sin criterios objetivos o evaluables, sin transparencia, o lo que es lo mismo: los contratos se los lleva quien quiere el Ayuntamiento”, ha denunciado Aróstegui, quien ha puesto como ejemplo el de recogida de basuras, “que hace 20 años que no se saca a concurso y que está en manos de Urbaser, empresa del mismo grupo [Dragados] que hace todas las obras de la Ciudad”.

La ausencia de PGOU es también, a juicio de la coalición, una carencia conveniente para primar “la arbitrariedad en las decisiones urbanísticas en beneficio de los especuladores”. Y es que según el parecer de Caballas el Gobierno de Vivas no sólo no ha sido capaz de avanzar “ni un ápice” para disponer de terrenos militares, sino que además “después de decir que faltan 3.000 viviendas ha abandonado la promoción pública para dejar hacer negocio al sector privado con el Ayuntamiento y el dinero público como intermediarios”.

Así, ha hilvanado Aróstegui, “faltan viviendas en el Sarchal, se venden edificios construidos como el de Villajovita dejando a las familias desamparadas y se entregar parcelas a empresas que mantienen a cien personas atrapadas entre un crédito y una obra que no avanza”.

En el “desenfoque de sus prioridades” que también se ha imputado al PP ha enmarcado Caballas el que se haya construido “un campus que aún carece de acuerdo definitivo con la UGR pero que levanta Dragados, una Escuela de Negocios para que ellos mismo estudien y una Escuela Hípica” en lugar “de centros para la escolarización temprana, ámbito en el que incluso se ha cerrado uno cedido por el Estado; de centros de Menores como el de ‘La Esperanza’, que es un chalé cedido”.

El balance en Servicios Esenciales tampoco ha sido mejor: “No han sido capaces de aprobar un Reglamento de autobuses, pero sí de encargar a la Consejería de Sanidad esta competencia cuando hay un director general de Transportes que cobra un dineral por serlo”, ha proseguido Aróstegui, quien ha cargado las tintas contra un Ejecutivo “que pretende ahora encargar una auditoría para que le diga cómo están los cables de una empresa, la de Alumbrado, que gana 3 millones de euros al año y que tiene su red como si fuera del siglo XIX”.

En materia fiscal la coalición ha reprochado al PP haber “triplicado” la presión fiscal sobre los ciudadanos durante los últimos diez años “sin ninguna progresividad para paliar ese incremento sobre las economías más modestas, sino al contrario” y haber utilizado ese dinero “para pagar más de 3 millones de euros a los amigos de Vivas que nombra políticos para que no se enfaden con él; para pagar cientos de miles al fútbol profesional; para tener medios de comunicación que digan que el presidente es el mejor de la Historia y para contar con más alumbrado ornamental que cualquier otra ciudad”.

Autonomía, navieras, economía y cohesión social

Dentro de ese repaso “responsable” que Caballas se ha propuesto hacer del periodo 2001-2011 con Vivas en el Gobierno a Mohamed Ali le ha tocado abordar otros asuntos concretos. Han sido el del desarrollo autonómico, en el que ha censurado al PP y al PSOE “por connivente” la paralización de los trabajos de renovación del Estatuto de Autonomía.

En el ámbito económico el diputado autonómico ha lamentado que “después de tantas risas sobre nuestras propuestas para pedir un trato de la UE similar al de las Regiones Ultraperiféricas ahora el presidente ha hecho un viaje a Bruselas que no ha servido para nada tras su inacción para no perder fondos europeos, para decidir de una vez sobre la integración en la Unión Aduanera o para impulsar un modelo económico alternativo al tradicional”.

La entrada en vía muerta de las Reglas de Origen, la “paralizada” iniciativa legislativa sobre las bonificaciones a la Seguridad Social, la destrucción del Comercio y el tejido productivo en términos generales, el “vertiginoso” aumento del paro “pese a los publicitados acuerdos de cogestión con el Estado en materia de Políticas Activas de Empleo”, la falta de control sobre la contratación de irregulares o la “impasividad” ante la apertura del Tánger-Med han sido otros de los puntos negativos apuntados en el debe de Vivas y su equipo.

“No ha hecho nada para mitigar el fracaso escolar ni para evitar que los precios del barco hayan subido un 60% en la última década, pero a cambio ha apostado por la política del maquillaje y el ladrillo por encima de la del progreso y el bienestar”, ha rematado Ali, al que Aróstegui ha completado con un esbozo depresivo de la evolución de la gestión de Vivas: “Empezó con ímpetu, con muchos fondos europeos e iniciativas que agradaron a la población, pero poco a poco se ha impregnado de esa forma de entender el Gobierno que ha convertido la Asamblea en la casa de Tócame-Roque hasta este punto en el que espanta pensar en el próximo mandato, aunque trate de disimular la catástrofe de los últimos cuatro años enjuagándola con los de toda la década”, ha apostillado.

A renglón seguido ha protestado también porque el PP haya mantenido, cuando no profundizado, en la brecha que separa "a las dos Ceutas, al centro y a la periferia, para la que pedimos iguales equipamientos, servicios e infraestructuras más allá de dos losetas sin ir por ello en detrimento del corazón de la ciudad".

 

Los protagonistas

Para terminar Ali y Aróstegui han puesto nombre y perfil a los más sobresalientes protagonistas de ese Palacio autonómico de “despilfarro y enchufismo” que han presentado: son el ex vicepresidente imputado por tráfico de influencias, el consejero de Fomento imputado por prevaricación y otros delitos, el ex consejero de Gobernación cesado por “irregularidades económicas”, el jefe de Gabinete “sobre el que crecen las sospechas por sus negocios al calor del despacho de Presidencia”, el proyecto de la Manzana del Revellín “de principio a fin…”.

“Vivas está coronando su década prodigiosa con un deleznable espectáculo de corrupción”, han cerrado su comparecencia Ali y Aróstegui antes de apelar a “la dignidad política” de un Gobierno “al que no se le cae de la boca la acusación de electoralismo y que esperamos que, después de hacer de la apertura del Auditorio en medio de una obra el prólogo a su aniversario, no convierta lo que queda de legislatura en una cadena ininterrumpida de inauguraciones partidistas a costa del dinero de todos”.

Caballas reprocha al PP haber convertido la Ciudad en "un deleznable espectáculo de corrupción"