COMPRA DE MASCARILLAS

La denuncia en el juzgado del MDyC no mueve al Gobierno, se enroca sin argumentos nuevos

La denuncia en el juzgado del MDyC no mueve al Gobierno, se enroca sin argumentos nuevos
Mascarillas compradas a 0,64 euros la unidad por el Gobierno de la Ciudad./archivo
Mascarillas compradas a 0,64 euros la unidad por el Gobierno de la Ciudad./archivo
) El Gobierno sigue considerando que la compra de material sanitario a dedo era necesaria. Esa ha sido la respuesta del portavoz del Ejecutivo tras la denuncia ante el juzgado de guardia de MDYC que subrayó este jueves que la emergencia del decreto por el que se adjudicó la compra a una empresa dedicada a la venta de coches de El Cuervo no estaba justificada ni por economicidad, ni por disponibilidad, ni por urgencia, los tres criterios básicos por los que se deben regir este tipo de decretos.

La polémica en torno a la compra de material sanitario a dedo a una empresa dedicada a la venta de coches en El Cuervo no cesa, menos después de que este jueves MDYC anunciara que ha puesto el asunto en manos del juzgado de guardia de la ciudad ante la posibilidad de que se hayan cometido delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos por parte del Gobierno.

Interpelado por esta cuestión, el portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, ha señalado este viernes que están “convencidos de que no se ha cometido ningún ilícito penal”, afirmando que la compra se realizó de acuerdo con los criterios de los técnicos y “atendiendo al interés general”. Un interés general que desde MDYC se ponía en duda este mismo jueves, especialmente ante la inexistencia de un estudio de mercado que respalde los precios pagados para la adquisición del material sanitario, que podrían suponer hasta un sobrecoste de 225.000 euros, ni de documentación alguna en el expediente a este respecto.

Otro de los puntos clave del asunto es el que tiene que ver con la adquisición del material por la vía del decreto de emergencia, la única opción a día de hoy para poder comprar el material a dedo a una empresa determinada. Este jueves la portavoz de MDYC ponía sobre la mesa que en el caso que nos ocupa no se cumplen ninguno de los tres criterios básicos, ni el de la emergencia, porque el material tenía por objetivo formar una reserva estratégica y no ha comenzado a entregarse hasta esta misma semana y se hará de forma progresiva, ni el de la economicidad, a la vista de los precios, ni el de la disponibilidad, porque la empresa ha tardado más de un mes, el periodo legal fijado en este tipo de decretos de emergencia, en disponer del material requerido por la Ciudad.

Preguntado por este asunto, el portavoz ha asegurado que el Gobierno entendía como necesaria esta vía y así la ejecutó, algo, ha insistido, que han explicado tanto el consejero de Sanidad como la vicepresidenta I del Gobierno, señalando en cualquier caso que todo grupo político o ciudadano que lo desee puede acudir al juzgado.

Para terminar de completar el embrollo, este viernes el portavoz ha confirmado que se está licitando una nueva adquisición de material, esta vez por la vía tradicional, si bien interpelado por los precios de esta licitación ha asegurado desconocer en que momento se encuentra el procedimiento ni las ofertas realizadas por las empresas que se han presentado a la licitación.

La denuncia en el juzgado del MDyC no mueve al Gobierno, se enroca sin argumentos nuevos